Transacciones virtuales amenazan la banca tradicional

Hace medio siglo la pelea era entre banqueros locales, pero los gigantes tecnológicos también juegan ahora en el negocio. Facebook considera la posibilidad de hacer transferencias por medio de Whatsapp. El país alista regulación.

Empresarios y funcionarios del Estado advierten sobre la revolución tecnológica en los sistemas bancarios. / iStock

“La industria bancaria debe evolucionar para adaptarse a su nueva posición en el mundo digital, de lo contrario, muy pronto serán las plataformas virtuales las que prestarán servicios financieros y abarcarán el mercado de intermediación”. Con estas palabras el presidente de la junta directiva de Asobancaria y también presidente de Colpatria, Santiago Perdomo, reveló las preocupaciones del sector financiero respecto a su futuro cercano.

De acuerdo con el directivo, el cambio para el mercado financiero no ocurrirá dentro de 50 años o en la próxima década, está ocurriendo ahora mismo. “Ocurrió con el talonario y las tarjetas de plástico y ocurrirá con los bancos y las plataformas virtuales. Es más, mientras hablamos, en el mundo están naciendo nuevas ideas que transformarán el sector y amenazarán la existencia de la banca tradicional”.

Durante la 50ª versión de la Convención Bancaria, Perdomo advirtió que, aunque la banca colombiana ha sufrido importantes transformaciones en medio siglo, es imperativo ocuparse de la revolución tecnológica observada desde finales del siglo pasado, la cual está cambiando con gran celeridad las condiciones del mercado a través de nuevos productos, menores costos y la entrada de grandes jugadores no convencionales.

Ejemplos notorios del desarrollo tecnológico en el mundo pueden estar liderados por Apple, que para el presidente de Colpatria es una empresa desafiante para la banca por su arrasador ritmo de innovación. “Este gigante tecnológico tiene 800 millones de usuarios registrados en iTunes con sus respectivas tarjetas de crédito. Las compras se realizan a través de una billetera electrónica, el Apple Pay, que ya se encuentra operando en Estados Unidos y que actualmente negocia su entrada al mercado chino”.

Otro ejemplo de alta penetración tecnológica es Google, que tiene 450 millones de cuentas de Gmail y más de 1.300 millones de teléfonos inteligentes con sistema operativo Android y por medio de su billetera electrónica, Google Wallet, ya se pueden realizar giros y transferencias entre usuarios por correo electrónico, que después pueden usar para comprar casi cualquier producto en Amazon. “Tan sencillo como adjuntar un archivo será entonces realizar una transferencia por email, modificando para siempre el mercado de los giros”, dijo Perdomo.

En esta misma línea, Facebook está considerando la posibilidad de realizar transferencias por medio de Whatsapp y actualmente es posible hacer pagos en línea a través de su plataforma de mensajería interna.

Perdomo dijo que también existen plataformas virtuales que discretamente han abarcado una parte importante del mercado. “Pay Pal tiene un número de usuarios en todo el mundo que equivale a tres veces la población de Colombia. En Alemania, por ejemplo, una cuarta parte de los pagos en internet se realizan a través de ese sistema”.

Actualmente no existe en Colombia un tipo de regulación frente a las transacciones entre portales de comercio y las entidades bancarias, porque no son vigiladas por la Superintendencia Financiera, pero se busca ponerlas en cintura.

“Estamos pensando en incorporar desde la Superfinanciera algunos elementos mínimos para que las entidades que quieran contratar o usar en sus portales estas pasarelas de pagos tengan unos estándares mínimos en cuanto a su manejo de información y capacidad operativa”, dijo Jorge Castaño, superintendente financiero, y agregó que al final de año el ente de vigilancia emitirá una normativa concreta relativa a este tipo de transacciones.

Según información oficial de la Superfinanciera, las empresas que operan como pasarelas de pagos sin vigilancia son Place to Pay, Avisor, Pagos Online, Payu Latam, Zona Virtual, Tu Compra y Amadeus. “Estas empresas no logran tener un volumen transaccional tan grande como lo tienen los sistemas de bajo valor, pero vemos que la tendencia es creciente y lo que buscamos es asegurar que las transacciones se hagan de manera segura”, puntualizó el superintendente Castaño.

Para el gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe, el negocio bancario enfrenta enormes retos en el entorno de competencia en intermediación financiera y en materia de pagos. “Estamos viviendo una revolución tecnológica con productos a menor costo y nuevos jugadores en el sistema financiero, muchos de ellos no convencionales. Esto tiene un enorme beneficio para los usuarios, pero con grandes riesgos financieros y de carácter operativo”.