Transferencias del fútbol, al desnudo

Una nueva aplicación de la autoridad del balompié global mostrará cómo funciona cada uno de los acuerdos entre equipos y jugadores.

Lionel Messi está catalogado como el jugador más costoso del mundo. / EFE

¿Siempre quiso saber por qué Ronaldinho terminó de nuevo en Brasil y no en un equipo europeo? ¿Le gustaría saber cuánto costó la transferencia de todos los jugadores del Real Madrid cuando llegaron a España? ¿Sabe usted cuánto pagó el Arsenal al cuadro merengue por el volante alemán Özil?

Se acabaron las especulaciones y las mentiras de clubes y jugadores con respecto a los negocios de transferencia de futbolistas. La Fifa ha autorizado que cualquier persona acceda a TMS, una aplicación que por 199 euros da acceso a los negocios más importantes del fútbol, que incluyen compra y préstamos.

Asimismo, la máxima autoridad del fútbol en el mundo dejó ver algunos números que revelan la danza de los millones en el deporte más seguido del planeta. Para enero de 2014 hubo 2.631 transferencias internacionales, lo que significa que ese mismo número de jugadores cambiaron de país.

Los traspasos de estos 2.631 futbolistas dejaron ganancias por US$346 millones. Esto significa un 30% más deportistas cambiando de equipo que el año pasado en la misma época, pero también 30% menos dinero en las transferencias. La Fifa explica que el 85% de las transferencias no incluyó pagos, es decir, los jugadores fueron cedidos o terminaron contratos y fueron contratados por otros equipos. Pero de las 2.631 transferencias, el 26% fue en calidad de préstamo, detalla el organismo internacional.

Una de las ligas que más enganchan jugadores internacionales es la inglesa, pues 51% de las transferencias hechas hacia este país proviene de Escocia, el mayor exportador de jugadores a Inglaterra. Suramérica y Europa son la unión de mercados que tienen los países con más transferencias.

El mercado de invierno (comienzo de año en el Viejo Continente) es, sin embargo, menor en cantidad de transferencias y movimientos financieros que el mercado de verano, cuando se movieron en 2013 US$3.700 millones. El negocio de las transferencias es tan lucrativo para clubes y jugadores que en el mercado de verano de 2013 tan sólo Inglaterra gastó US$913 millones, lo que representa el 25% del gasto total de las transacciones mundiales, y Brasil fue el que más jugadores movió, con una cifra de 1.402 en la balanza.

En Colombia, por ejemplo, el caso Falcao es récord. Radamel, uno de los mejor pagados en el mundo del fútbol, tuvo su primera transferencia en su paso de River al Porto, que se hizo por 5,5 millones de euros en julio de 2009. Dos años después, el Tigre fue fichado por el Atlético de Madrid por 45,5 millones de euros y en 2013 alcanzó una cifra millonaria de 55,5 millones de euros por su llegada al Mónaco.

 @manub90

Temas relacionados