Transporte, Icetex y minería, los temas polémicos del PND

Después de tres meses de discusión y pocos días de debate en plenarias, el Congreso aprobó la hoja de ruta del Gobierno Nacional en materia económica. Estos tres temas levantaron ampollas y dejaron una porción del Legislativo inconforme.

Después de intentar tumbarlas, las licencias exprés para minería quedaron aprobadas. / Archivo
Transporte
 
El PND aprueba la creación de una contribución por el servicio de garajes o zonas de estacionamiento de uso público, en donde los alcaldes podrán incorporar en las tarifas al usuario un costo adicional al que está pagando. El objetivo es incentivar  la utilización de los sistemas de transporte público y castigar el del automóvil. De igual manera, se crea un cobro por congestión o contaminación en municipios o distritos mayores a 300 mil habitantes. Allí se podrán establecer tasas diferentes a los peajes por acceso a áreas de alta congestión.
 
El artículo  aclara que esta tarifa será fijada teniendo en cuenta el tipo de vía, el tipo de servicio del vehículo, el número de pasajeros y los meses y días del año y horas determinadas de uso, además del  tipo de vehículo. En todo caso, la nueva ley dice que se dará una condición tarifaria especial para las motocicletas cilindradas de 125 cc e inferiores. 
 
El director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, manifestó que Colombia tiene un sistema de transporte autosostenible, agregando que por eso cada año se sube la tarifa a los pasajeros. “Lo que nos permite el Plan es que con estos cobros podamos realizar subsidios cruzados para que el transporte público sea más barato”, aclaró.
 
Sobre el metro de Bogotá, Gaviria puntualizó que “hay por lo menos cinco herramientas dentro del PND que hace viable este sistema en Bogotá”, añadiendo que “el metro puede estar viendo la luz al final del camino”. Lo aprobado permite para el caso de cofinanciación del metro, que el Confis pueda autorizar vigencias futuras hasta por el plazo del servicio de la deuda del proyecto.
 
“Otras facultades que da la iniciativa es  la posibilidad de llevar subsidios cruzados para garantizar que el transporte público no tenga tiquetes tan costosos y un fortalecimiento del sistema de las APP”, expresó el director de Planeación.
 
Icetex
 
En cuanto a la focalización de subsidios a los créditos del Icetex, el Congreso aprobó que la entidad pueda ofrecer opciones de crédito sin amortizaciones durante el período de estudios, con apoyos de sostenimiento diferenciales por el municipio o distrito de origen del beneficiario, y que cubran la totalidad de costos del programa de estudios.
 
Este beneficio está dirigido a estudiantes   de estratos uno, dos y tres, priorizados en el Sisbén. Al respecto, Simón Gaviria expresó que el objetivo de este artículo es evitar que los colombianos de altos ingresos les quiten el cupo a los  de bajos ingresos.
 
“A modo de ejemplo, en sólo Bogotá tenemos un cálculo en donde unos 80 mil colombianos de altos ingresos les pueden estar quitando el cupo a los de menores ingresos de estratos uno, dos y tres para los créditos de Icetex,  por eso el Plan ayuda a realizar un segundo filtro para que esto no ocurra”.
 
Para el profesor Francesco Bogliacino, de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional, el modelo educativo aprobado por el Congreso cargará con deuda a las familias colombianas. A lo que se refiere es que el esquema que se estableció obliga a que cuando un beneficiario no cumple con los requisitos que exige el Icetex en el cumplimiento del promedio, por ejemplo, tendrá que asumir el costo del estudio,  una carga con un riesgo alto a la capacidad de deuda a las familias.
 
Minería
 
Sobre el tema minero, el senador del Polo Democrático Iván Cepeda declaró que “en los próximos cuatro años nos espera un futuro sombrío en materia ecológica y ambiental, con destrucción de los páramos y cheques en blancos para que las mineras y las petroleras dispongan de muchos territorios como el de la Amazonia y una concentración mayor de la tierra a empresas de capitales industriales”.
 
Lo dice porque  fue aprobada una iniciativa que contempla que como mínimo dos años antes de vencerse el período de explotación minera y encontrándose a paz y salvo con todas las obligaciones derivadas del contrato, el concesionario podrá solicitar la prórroga del mismo hasta por 30 años. “Presentada la solicitud, la Autoridad Minera Nacional determinará si concede o no la prórroga, para lo cual realizará una evaluación del costo-beneficio donde se establecerá la conveniencia de la misma para los intereses del Estado, teniendo en cuenta los criterios que establezca el Gobierno Nacional, según la clasificación de la minería”, detalla el documento.
 
De igual manera, se aprobó que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), tramite de manera integral y exclusiva los permisos y las licencias ambientales requeridos en la ejecución de los Proyectos de Interés Nacional y Estratégicos. Este artículo fue conocido como “licencias exprés”.
 
Al respecto, el senador del Partido Liberal Ángel Custodio Cabrera reconoció que los temas ambientales fueron muy discutidos y difíciles de aprobar. “Lo relacionado con licencias exprés  y la minería en páramos fue fuerte, pero hay que mirar el desarrollo económico del país y ahora el Ministerio de Medio Ambiente tiene una gran responsabilidad para responderle al país sobre esta situación”.