Tras dos años de recesión, economía de España empieza a estabilizarse

Sin embargo, la OCDE prevé que el desempleo en España -el mayor, junto a Grecia, de la UE- llegue al 26,4% en 2013.

José Ángel Gurría, secretario General de la OCDEAFP

La economía de España, en recesión desde hace dos años, da "señales" de estabilización, con la perspectiva de un "débil" crecimiento en 2014, pese a un devastador índice de desempleo, superior al 25%, afirmó el martes la OCDE.

"La competitividad ha mejorado, las exportaciones están creciendo de forma sólida (...) y las cuentas corrientes españolas empiezan a registrar superávits", aunque esto último también "refleja el muy débil consumo interno" asegura la entidad, en su informe sobre Perspectivas Económicas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé un retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) español en 2013 (-1,3%, después de -1,6% en 2012) pero avizora para después una lenta recuperación: 0,5% en 2013 y 1% en 2014.

En mayo pasado, las previsiones eran de una caída de 1,7% del PIB en 2013 y de una recuperación de apenas 0,4% en 2014.

"Indicadores recientes sugieren que la caída de la demanda interna se está reduciendo", asegura el informe, en el que se destaca el lastre que supone para el consumo "la masiva destrucción de empleo que ha llevado al índice de desempleo por encima del 25%" en España.

La OCDE prevé que el desempleo en España -el mayor, junto a Grecia, de la Unión Europea- llegue al 26,4% en 2013, se mantenga casi sin cambios en 2014 (26,3%) e inicie un leve descenso en 2015 (25,6%).

Según la entidad, las "recientes reformas para mejorar la flexibilidad laboral pueden ayudar a estabilizar" el mercado de trabajo.

En el área financiera, "pese a significativos avances en la restructuración y la recapitalización del sector bancario, el crédito sigue cayendo".

La organización admite que aunque la demanda de crédito es "débil", los tipos de interés para pequeñas y medianas empresas "han subido sustancialmente", lo que "sugiere que las restricciones al crédito se mantienen" en España.

El estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 dejó al sector financiero español al borde del abismo. España obtuvo en julio de 2012 del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Central Europeo (BCE) y de la Comisión Europea un rescate de un máximo de 100.000 millones de euros para sus bancos, de los que utilizó 41.300 millones.

 

últimas noticias