Tras un dígito de desempleo

El desempeño de la economía, en especial de la industria, preocupa al ministro de Trabajo, Rafael Pardo, quien asegura que los efectos del Pipe en creación de trabajo no son inmediatos.

Rafael Pardo Rueda, ministro de Trabajo, dice que en el Servicio Nacional de Empleo hay más de 3.280 vacantes.  / Gustavo Torrijos - El Espectador
Rafael Pardo Rueda, ministro de Trabajo, dice que en el Servicio Nacional de Empleo hay más de 3.280 vacantes. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Tras conocer los resultados del crecimiento económico correspondientes al primer trimestre del año (el PIB sólo creció 2,8%), el ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, sabe que la reducción en la generación de empleo en el sector industrial es preocupante (la caída de este renglón fue del 4,1%). Sin embargo, en áreas como la construcción se vio un repunte en la creación de puestos de trabajo.

Aun así, Pardo reconoce que los efectos del Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe) en la generación de más plazas de trabajo todavía no son inmediatos, y asegura que en los próximos meses se verán los resultados. Por ahora, cree que el comportamiento de la economía —que califica como razonable— reduciría el índice de desempleo a un dígito, pero sólo hasta después de octubre. En lo corrido del año, los resultados de desocupación han estado por encima del 10%.

Como se está comportando la economía, ¿qué está pasando con la generación de empleo?

Preocupa la industria, repuntó la construcción, la agricultura es estacional, el comercio sigue jalando la creación de puestos de trabajo. El ascenso de la construcción es muy bueno.

¿El país podrá regresar este año a la senda de un dígito?

El comportamiento de la economía es razonable y, si sigue así, creemos que en el último trimestre de este año la tasa de desempleo estará de nuevo por debajo del 10%. Lo clave acá es la industria.

¿Cómo incentivar la creación de trabajo en la industria?

El Gobierno tiene el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe), con el que busca dar un apoyo a los sectores que han tenido un efecto negativo por la tasa de cambio.

Los efectos del Pipe se verán en estos meses; no son inmediatos. En el tema de construcción se ha visto una influencia importante.

Con la puesta en marcha del sistema de protección al cesante, ¿qué debe hacer la persona que se quede sin empleo?

Con la firma de la ley por parte del presidente Juan Manuel Santos, tenemos plazo hasta octubre para poner en marcha el sistema de protección a seguridad social, que es el seguro.

Quien se quede sin empleo, a partir del 1º de octubre, tendrá una protección de seis meses en salud, pensiones y subsidio familiar. Esto sin necesidad de afiliarse, pues la vinculación es automática para quienes estén en cajas de compensación. La respectiva caja hará el aporte hasta por seis meses.

Si la persona consigue trabajo antes, esto se suspende. Además, el trabajador debe estar inscrito en el servicio de empleo, que es un sistema de capacitación, búsqueda de trabajo y asesoría para encontrar un puesto formal, similar al que perdió.

¿Qué sucede si la persona no consigue empleo luego de seis meses de estar cesante?

El seguro cubre seis meses, período que se considera razonable para buscar un nuevo empleo. Eso es lo básico. También hay un seguro adicional voluntario que vamos a promover desde ya y parte del ahorro voluntario derivado de las cesantías.

Una persona decide e informa al fondo de cesantías o al Fondo Nacional del Ahorro que quiere dejar guardada una parte de las cesantías. Si un trabajador pierde su empleo, se le entrega ese dinero; también se le ponen recursos del fondo que creó la ley.

El tercer componente es el Servicio Nacional de Empleo. Cualquier persona, sin necesidad de que esté trabajando o se encuentre en una caja de compensación, se inscribe en los centros de empleo o en la página www.redempleo.gov.co. Con esto buscamos que las empresas pongan sus vacantes para que exista un sistema público y gratuito.

¿Cómo ha sido el arranque del Servicio Nacional de Empleo?

Tenemos en este momento 49.859 inscritos, se han afiliado 650 empresas y en este momento hay 3.280 vacantes. Hemos llegado a tener casi 5.000.
De las existentes, el 32% corresponde al grupo ocupacional de producción; el 17% es de personal que requieren las empresas; 20%, ventas y ocupaciones relacionados; 15%, auxiliares administrativos; 12,3% de gerencia, y 5% de servicios de preparación de alimentos.

¿Cómo le está yendo a Colpensiones? ¿Ha cumplido las metas de tramitación?

Tiene que mejorar mucho porque no tenía bien inventariado el acumulado del Seguro Social. Eso acabó siendo más del doble de lo estimado por el Seguro en cuanto a estudio de pensiones represadas. Algo que se tiene que resolver en este año y para lo cual hay un plan de acción que se está siguiendo.

 

últimas noticias