Turismo, la apuesta para el desarrollo regional

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo presentó doce corredores turísticos que integran 311 municipios en los 32 departamentos del país. Entre 2011 y 2016 se invirtieron $745.823 millones en 226 proyectos, 474 iniciativas de infraestructura y 214 de competitividad.

El valle del Cocora es uno de los destinos preferidos del corredor cafetero. / iStock
El valle del Cocora es uno de los destinos preferidos del corredor cafetero. / iStock

El Parque Nacional del Café, el valle del Cocora, el Mariposario de Calarcá y el nevado del Ruiz son algunos de los destinos que integran el primer corredor turístico del país. La ruta del Paisaje Cultural Cafetero incluye el norte del Valle del Cauca, el Quindío, Caldas y Risaralda, y tiene 2.349 hoteles, 1.294 agencias de viajes y 146 guías especializados.

Así lo anunció la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, en la presentación de los 12 corredores turísticos diseñados para vincular los atractivos y los productos regionales y para promover el desarrollo de las zonas más alejadas de Colombia.

Para Lacouture, el objetivo central del proyecto es aumentar la afluencia de turistas nacionales y extranjeros en 311 municipios de los 32 departamentos del país. “Los nuevos corredores serán el motor de desarrollo de las regiones y buscan generar empleo, productividad y competitividad en sitios que no estaban en los catálogos”.

Un ejemplo de ello es el corredor turístico de la Orinoquia, conformado por Guainía, Vaupés, Guaviare y Vichada. Los visitantes de esta zona pueden disfrutar de las pinturas rupestres Cerro Azul, la laguna Damas de Nare o el Raudal del Guayabero.

El corredor de la selva no se queda atrás y en el futuro promete convertirse en uno de los destinos turísticos más importantes de la región. Lo componen Caquetá, Amazonas y Putumayo y entre sus atractivos están la Isla de los Micos, los lagos de Tarapoto y los petroglifos El Encanto.

Las otras rutas presentadas por el Gobierno son el corredor turístico del sur, conformado por Cauca y Nariño; el del nororiente, compuesto por Santander y Norte de Santander; el del Caribe, integrado por La Guajira, Magdalena, Cesar, Atlántico y Bolívar; el de los Llanos, constituido por Meta, Casanare y Arauca; el del golfo de Morrosquillo, formado por Córdoba, Bolívar y Sucre; el central, conformado por Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Huila y Tolima; el Sea Flower, integrado por San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y el de Antioquia y Chocó.

El Ministerio anunció que los segmentos priorizados y transversales para todos los corredores son el turismo de naturaleza, de cultura, de gastronomía, de bienestar y de avistamiento de aves. Este último será el protagonista de la Feria Internacional de Turismo, que se realizará en Madrid (España) entre el 18 y el 22 de enero.

Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia, anunció que el stand contará con la presencia de 51 empresarios (23 operadores, 12 hoteles, 15 entidades de promoción y una aerolínea), y allí “los visitantes de la feria podrán recorrer Colombia a vuelo de pájaro desde la mirada de una de las 1.921 especies de aves que habitan el país”.

Todo parece indicar que esta nueva modalidad será una pieza clave para el desarrollo del sector. “En Colombia tenemos 79 especies endémicas de aves y sólo el Valle del Cauca tiene la misma cantidad de clases de pájaros que Estados Unidos”, informó Lacouture.

La presentación reveló que entre 2011 y 2016 se invirtieron $745.823 millones en 226 proyectos, 474 iniciativas de infraestructura turística y 214 de competitividad. Sin embargo, a pesar de que cada corredor tiene previsto por lo menos un megaproyecto de alto impacto y de que se han construido más de 150 muelles, marinas y senderos ecoturísticos, aún quedan muchos desafíos pendientes en materia de infraestructura, seguridad, formación de profesionales y conectividad tecnológica.