Turquía prepara artillería comercial

Los gremios de ese país advierten que la salvaguardia impuesta por Bogotá al alambrón podría congelar el TLC entre ambas naciones. Empresarios colombianos temen una escasez de acero.

Turquía, con más de 35 millones de toneladas al año, es hoy el octavo productor de acero en el mundo. / Jairo Chacón

Turquía, el octavo productor de acero del mundo, amenazó con presentar una demanda formal contra el gobierno colombiano si se amplía el plazo de la salvaguardia que impuso el Ministerio de Industria y Comercio al alambrón (materia prima para la elaboración de diversos artículos de acero), por considerar que está violando las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Así lo señaló Namik Ekinci, presidente de la Asociación de Exportadores de Turquía, quien explicó que esta medida mina los caminos que conducen a la suscripción de un tratado de libre comercio entre las dos naciones.

El dirigente recalcó que Turquía se convirtió en uno de los productores líderes de acero en el mundo eliminando los subsidios estatales, haciendo conversiones tecnológicas y reduciendo los costos de producción, que es lo que deben hacen los productores colombianos para explotar el potencial del país.

Señaló además que las salvaguardias se deben aplicar cuando hay dumping (precios por debajo del de fabricación), que es lo que está haciendo su país con China, Rusia y Ucrania: “En el caso chino, la desaceleración de su economía dejará una mayor producción de acero, la cual debe ser puesta en el mercado, y por ello saldrán a hacerlo con precios bajos y así acabar su inventario”.

La molestia turca podría llegar a congelar definitivamente el tratado de libre comercio que negocia con Colombia desde mayo de 2011 y cuya última ronda de diálogos, la sexta, se cerró en junio de 2012. Desde entonces el proceso ha estado en una pausa prolongada por el acceso de los productos agrarios e industriales.

Por su parte, los empresarios colombianos que transforman el acero consideran que la salvaguardia se convirtió en un obstáculo, ya que el país necesita 3,5 millones de toneladas y las siderúrgicas locales sólo producen la mitad; al importar el producto, llega más caro por la carga impositiva que impone la salvaguardia.

Para Isabel Vélez, subgerente estratégica de HB Sadelec, compañía que hace parte del Grupo Ethus y es controlada por el empresario William Vélez, la salvaguardia los ha afectado considerablemente, a tal punto que a esta altura del año no tienen materia prima para la fabricación de los tornillos con los que montan las estructuras metálicas que utiliza el grupo en la construcción de carreteras concesionadas y en la elaboración de torres de energía y de telecomunicaciones.

La directiva advirtió que de ampliarse la medida, que empezó a regir el 7 de octubre de 2013 y se impuso por un plazo de 200 días, se verían afectados ya que ante la escasez de la materia prima llegarían productos terminados a mayor costo.

Por su parte, Jorge Enrique Perea, directivo de Herrajes Andina, señaló que si Acerías Paz del Río no puede suplir las necesidades del sector éste se verá afectado porque el alambrón llegará más costoso por el gravamen. Además recalcó que no sólo los afectará el precio, sino la demora para obtener el producto, ya que no están garantizando las fechas de entrega.

Para Luis Hernando Gil, de Icontec, la preocupación es que el acero que se importe cumpla todas la normativas técnicas que garanticen la seguridad de los usuarios. Por esta razón las empresas buscarán definir unas reuniones para obtener los certificados requeridos para unificar el mercadeo, en procura del ordenamiento del sector.

La semana pasada los empresarios del sector crearon la Cámara del Acero, con el fin de tener un vocero que concentre la posición del gremio para enfrentar este tipo de problemas y buscar una salida a ellos.

 

 

[email protected]

@jairochacong

Temas relacionados
últimas noticias