Uber pagará 1,2 millones de euros a taxistas en Francia

Según el Tribunal de Apelación de París, en una sentencia del 27 de enero, la búsqueda de potenciales clientes en la vía pública es un privilegio únicamente de las taxis.

Foto AFP

La filial de Uber en Francia fue condenada este miércoles, al pago de 1,2 millones de euros a la Unión Nacional de Taxis (UNT) por haber dado a entender a sus chóferes que podían salir a la calle a la búsqueda de clientes que no hubieran reservado vehículo, algo que tienen prohibido. (Lea también: Buscan formalizar empleados de aplicaciones como Uber)

La UNT había presentado una denuncia contra Uber por la "ambigüedad" en la comunicación de la empresa con sus conductores, a los que hablaba de la posibilidad de aparcar en la calle con la idea de captar personas que quisieran hacer una carrera sin reserva previa.

En diciembre de 2014, el Tribunal de Comercio había instado a la filial francesa de la compañía estadounidense a que retirara cualquier mensaje que presentara como lícito "el hecho de detenerse, aparcar o circular" por la vía pública "en espera de clientes sin ser titulares de una autorización reservada a los taxis".

El Tribunal de Gran Instancia de París consideró que, a comienzos de 2015, no sólo que no estaba respetando esas obligaciones, sino que incitaba a los chóferes a colocarse en puntos de fuerte demanda.

En una primera reacción al fallo del Tribunal de Apelación, el presidente de la UNT, Alain Griset,  celebró en un comunicado de este dictamen y recordó que su organización, desde 2014, "multiplica los recursos contra la multinacional Uber para que cese la organización de taxis clandestinos".

Temas relacionados