UE ampliará las sanciones económicas a Rusia

El presidente de Ucrania pidió a la Eurozona que presione a Rusia económicamente.

Ángela Merkel,  canciller de Alemania, anunció nuevas sanciones contra Moscú.  / EFE
Ángela Merkel, canciller de Alemania, anunció nuevas sanciones contra Moscú. / EFE

La Unión Europea se dio ayer una semana más para decidir cómo ampliar las sanciones económicas contra Moscú, aunque el presidente de Ucrania advirtió que se acababa el tiempo para impedir una guerra abierta.

Petro Poroshenko, el presidente ucraniano, asistió a la cumbre de la Unión Europea en Bruselas para urgir al bloque de 28 países, el socio comercial más significativo de Rusia, a que utilice su capacidad de presión económica para impedir una escalada del conflicto.

“Creo que estamos muy cerca de un punto de no retorno: una guerra a gran escala, que ya ha ocurrido en el territorio controlado por los separatistas y tropas rusas regulares”, dijo Poroshenko.

Ángela Merkel, la canciller de Alemania, insistió en que la Unión Europea seleccionaría más objetivos para aplicar sanciones dentro de una semana, pero rechazó las insinuaciones de que Occidente pudiera armar a Ucrania.

“No debemos dar la impresión de que con envíos de armamento y el fortalecimiento del ejército de Ucrania estamos ayudando a crear una solución”, dijo. En sus conclusiones recomendando sanciones, los 28 estados dijeron que la Comisión Europea, el brazo legislativo de la Unión Europea, debería incluir en su propuesta una provisión para que cada persona e institución que trate con los grupos separatistas en Donbás entre a la lista.

A pesar de las pruebas cada vez mayores de que hay tropas rusas luchando en Ucrania oriental, la Unión Europea sigue dividida con respecto a qué tanto endurecer las sanciones. Varios países temen que las medidas más estrictas generen una guerra comercial con Rusia, que ha amenazado con retaliaciones contra vitales industrias manufactureras europeas. Eslovaquia, Hungría, la República Checa y Chipre expresaron preocupaciones por un embargo más fuerte, que se debe aprobar unánimemente, según le dijo una fuente diplomática al Financial Times.

Aun así, las naciones más grandes de la Unión Europea, como Gran Bretaña y Francia, probablemente aseguren una lista de objetivos adicionales para el final de la semana. François Hollande, el presidente de Francia, dijo que las sanciones “deben ser impuestas e implementadas del todo y de forma duradera”.

Merkel dijo que las futuras sanciones tendrían como objetivo a los mismos sectores que las anteriores, lo cual quiere decir que incluyen a la banca, la energía y la defensa.

Rusia reaccionó a las sanciones impuestas el mes pasado por Bruselas prohibiendo las importaciones de comida desde la Unión Europea. Amenazando con profundizar el conflicto comercial, Moscú ha dicho que podría extender su embargo a las industrias aeroespaciales, de automóviles y de barcos.

Dalia Grybauskaite, la presidente de Lituania, ha argumentado en la cumbre de la Unión Europea que el apoyo debería ir más allá de las sanciones. “Rusia prácticamente está en guerra con Europa”, dijo. “Necesitamos apoyo y enviar materiales militares a Ucrania”.

Temas relacionados