UE y OCDE piden no subestimar medidas europeas contra crisis

Europa está más preparada ahora que hace algunos meses para solucionar la crisis, dice exprimer ministro belga.

Las medidas tomadas por los países europeos para hacer frente a la crisis económica no pueden ser subestimadas, pese a que falta dar un paso hacia una solución definitiva, coincidieron hoy en un foro en Río de Janeiro representantes de la Unión Europea (UE) y de la OCDE.

"Los líderes europeos adoptaron soluciones muy importantes que no pueden ser subestimadas", afirmó el secretario general adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Yves Leterme, en una intervención en la sesión plenaria del Simposio Económico Global 2012, abierto en esta ciudad brasileña.

El Simposio es organizado anualmente por el Instituto de Economía Mundial de Kiel (Alemania) y por primera vez se celebra en América Latina, con el apoyo de la Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil.

Leterme, exprimer ministro belga, agregó que, pese a que aún no se percibe una solución a corto plazo y la desconfianza persiste, es necesario esperar que las medidas adoptadas comiencen a dar frutos.

El político afirmó que Europa está más preparada ahora que hace algunos meses para solucionar la crisis y agregó que aún serán discutidas otras medidas que pueden superar los actuales problemas, entre los que mencionó la futura unión bancaria.

El secretario adjunto de la OCDE también mencionó las inyecciones de dinero aprobadas por el Banco Central Europeo para hacer frente a la crisis financiera y la aprobación de la unión fiscal.

Su posición fue compartida por el comisario de Empleo de la Unión Europea, László Andor, quien rechazó las críticas que ha escuchado en América Latina, en el sentido de que la decisión de la UE de adoptar una moneda única fue un error.

"Los líderes europeos que impulsaron la unión monetaria escribieron el Volumen 1 del proceso y se olvidaron de dejar listo el Volumen 2, pero sus sucesores lo están escribiendo actualmente", afirmó.

El comisario europeo aseguró que el error no fue la moneda única sino el no haberle dado importancia a los países que estaban con elevados déficit fiscales y haber esperado mucho tiempo para ofrecerles una ayuda.

"Lo que necesitamos ahora es más solidaridad de los países del norte y más ajuste en el sur", aseguró Andor al ser preguntado sobre las presiones de Alemania para que los demás países impulsen duros ajustes fiscales.

En la misma plenaria, Leterme aseguró que la crisis europea muestra la necesidad de pensar en nuevas formas de abordar los desafíos económicos, pues dejó claro que la llamada economía de mercado, que parecía incuestionable, no resuelve todos los problemas.

"Lo más importante inmediatamente es recuperar la confianza en el euro, pero a mediano plazo necesitamos una reingeniería de los conceptos básicos de la economía", afirmó.

En su opinión, la economía de mercado no resuelve los problemas de cohesión social porque su objetivo no es mejorar la distribución de la renta, así como tampoco garantiza un estado de bienestar social ni tiene en cuenta el agotamiento de los recursos naturales.

Según el secretario adjunto de la OCDE, en estas tres áreas es necesario una intervención para solucionar problemas a los que el mercado no da respuesta.

"Tenemos que ver cómo financiar los estados de bienestar social y administrar problemas como el envejecimiento de la población sin destruir las finanzas públicas. Igualmente es necesario pensar en formas de producir sin agotar los recursos naturales", agregó.

Temas relacionados