¿Un alivio al combustible?

El Gobierno propone bajar $200 al galón de gasolina a través de la reforma tributaria. Sin embargo, para el Congreso no es suficiente.

El Gobierno busca unificar el IVA y el impuesto global que tiene la gasolina.

Por la vía de la reforma tributaria que se radicó en el Congreso, el Gobierno espera cumplir con la promesa de bajar el precio de la gasolina y del acpm mediante la unificación del IVA y del impuesto global al combustible.

Esto significa, según el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, que si se aprueba la reforma el galón de gasolina corriente y el de acpm tendrían una reducción de $200. “El esfuerzo que el Gobierno hace reduciendo $200 el impuesto al precio de los combustibles significa $200.000 millones menos de recaudo al año”, explicó el funcionario.

Con la unificación del impuesto global y del IVA a la gasolina y al acpm, el Gobierno busca crear un impuesto general para los dos tipos de combustibles, el cual “se cobrará en las ventas, en la fecha de emisión de la factura, en los retiros de consumo propio, en las importaciones y en la fecha de nacionalización del producto”, explica el documento.

Actualmente, el impuesto global y el IVA de la gasolina corriente suman $1.250,67 (el valor del galón para octubre es de $8.910). Con la reducción, entraría en vigencia un tributo unificado de $1.050 por galón. En el caso del acpm sería también de $1.050, y en el del combustible extra, de $1.555.

Cárdenas explicó que la sobretasa que conforma la estructura del precio de la gasolina ($1.269,69 por galón) se va a mantener vigente. Además, la iniciativa plantea que el impuesto general a la gasolina y el acpm sea reajustado cada primero de febrero de acuerdo con la inflación del año anterior.

Luis Fernando Velasco, senador de la República que había planteado una reducción superior a $1.000 en el precio del combustible y cuya propuesta se quedó atascada en el Congreso, señaló que aunque la propuesta traída por el Gobierno no es suficiente, al menos existe la intención de disminuir el precio del combustible.

“El Gobierno va a encontrar una proposición para que en el marco de la reforma la rebaja no sea de $200. Que desaparezca el impuesto global de $680 y que no existan tarifa de marcación ni plan margen de continuidad que suman casi $100”, aseguró Velasco.

En opinión de Rafael Barrera, presidente de Fendipetróleo (organización que agremia a 2.500 estaciones de combustible del país), la rebaja que propone el Gobierno al combustible es insuficiente. “Hablamos con Cárdenas, cuando era ministro de Minas y Energía, de una reducción de $1.000 por galón. Ahora, la propuesta es otra”.

Según el jefe gremial, la estructura del precio de la gasolina en Colombia no debería atender al precio internacional, sino al costo de extraer y refinar un galón de combustible en el país.

Otro punto que propone la reforma es que se tomen recursos del Presupuesto General de la Nación para nutrir el Fondo de Estabilización de Precios del Combustible. De este modo se pretende reducir el impacto de la fluctuación internacional del petróleo en el precio interno de la gasolina.