Un 'club' de empresas se repartía los contratos de Petrobras

Para el funcionamiento de este cártel había hasta un reglamento estilo "campeonato de fútbol".

Un selecto "club" de empresas tenía el privilegio de, a cambio de sobornos, repartirse los contratos con Petrobras, la mayor empresa de Brasil, envuelta en un millonario escándalo de corrupción que remece a todo el Brasil, denunció uno de sus "integrantes".

El funcionamiento de este cártel, que hasta se había armado de un reglamento estilo "campeonato de fútbol", fue detallado por el ejecutivo de una empresa que formaba parte de este club, en una declaración entregada el jueves por la justicia a la AFP.

"Dentro de un programa de obras, las empresas escogían cuáles les resultaban más convenientes. Habiendo un acuerdo entre todas, las demás no estorbaban a la empresa escogida (...) Este grupo de empresas era denominado club", dijo en su testimonio ante la policía Augusto Ribeiro de Mendonça, de Toyo Setal, una firma de ingeniería petrolera.

El escándalo destapado este año en Petrobras involucraría desvíos de cerca de 4.000 millones de dólares en una década, una cifra que se acerca al presupuesto anual de algunos países.

El testimonio del ejecutivo coincide con lo declarado por el exdirector de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa, en prisión domiciliaria por formar parte de esta red de corrupción, quien dijo que las empresas cobraban un sobreprecio en sus contratos a cambio de adjudicarse obras, diferencia que era destinada a políticos e intermediarios, principalmente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y aliados.

Reglamento de fútbol

El empresario, acogido a un sistema que le permite aminorar sus penas a cambio de información valiosa, sindicó al ejecutivo Ricardo Pessoa, de la empresa UTC, como el coordinador del club y enlace con el entonces director de servicios de Petrobras, Renato Duque, liberado este jueves aunque impedido de salir del país.

De acuerdo con el empresario de Toyo Setal, Pessoa elaboró una lista de las empresas que debían ser privilegiadas por Petrobras, y se la entregó tanto a Costa como a Duque, a quienes acusó de haber recibido sobornos.

Contó que las reglas para repartirse los contratos llegaron a ser escritas como un "campeonato de fútbol", y "si en caso que un equipo escogido no salía vencedor de la ronda [ganaba un contrato], debía ponerse último en la fila y aguardar que los otros equipos [empresas] participaran del resto de las rondas".

También citó pago de sobornos en empresas fuera de Petrobras, como fue el caso de la instalación eléctrica del aeropuerto de Brasilia, en la que su compañía fue subcontratada.

El ejecutivo dice que pagó 40 millones de dólares para conseguir un contrato de sondas de perforación con la dirección Internacional de Petrobras.

El dinero fue entregado a Fernando Soares, hoy preso, quien, según él cree, era intermediario del entonces director del área internacional de la firma, Néstor Cerveró. Este último negó el miércoles ante una comisión del Congreso haber recibido sobornos y aseguró que desconocía la existencia de un esquema de corrupción.

Un día antes, Costa aseguró en el Congreso que "decenas" de políticos estaban implicados en este caso, y dijo que este tipo de delitos están esparcidos por "Brasil entero".

Sobornos al PT

Ribeiro de Mendonça Neto también acusó al PT de haber recibido sobornos mediante donaciones oficiales entre 2008 y 2011 por encargo del exdirector de Petrobras Renato Duque.

"El valor de las donaciones fue de aproximadamente 4 millones de reales (1,6 millones de dólares al cambio actual) entre los años 2008 y 2011", dijo.

El empresario aseguró que incluso se reunió con el tesorero del PT, Joao Vaccari, en 2008 para acordar los términos de las donaciones, aunque sin mencionar que venía por encargo de Duque.

El PT aseguró el miércoles en una nota de prensa que sólo recibe donaciones de conformidad con la ley electoral.

En un comunicado, el partido destacó que "el propio declarante reconoce que fue orientado por la secretaría de Finanzas del PT a hacer las donaciones en las cuentas bancarias del partido" y recordó que los recibos fueron declarados en la presentación de cuentas a la autoridad electoral.

Otro ejecutivo de la misma firma, Julio Gerin de Almeda Camargo, contradijo a Mendonça Neto, negó cualquier tipo de soborno y aseguró que todas las donaciones que hicieron al PT y otros partidos fueron legales.

 

Temas relacionados