¿Un crecimiento cercano al 5%?

El DANE dará a conocer el comportamiento del PIB entre enero y marzo de 2014. El Banco de la República estimó un dato de 4,8%, mientras que el Gobierno calcula que la economía se expandió al 5,5%.

Según el Gobierno, la inversión en obras civiles tuvo un crecimiento cercano al 25% en el primer trimestre del año. / Archivo - El Espectador

El comportamiento de la economía durante el primer trimestre de 2014 parece haber revertido algunas de las dificultades que se vivieron entre enero y marzo del año pasado, como la huelga carbonera en la mina de El Cerrejón, el paro cafetero y los resultados negativos del sector industrial. Por lo pronto, los pronósticos apuntan a que el Producto Interno Bruto tuvo un crecimiento cercano al 5% en el arranque del año y se soportan en factores como el buen comportamiento del gasto de los hogares, de la demanda crediticia y de sectores como construcción, industria e incluso, agro.

Hoy, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) dará a conocer el dato. Recientemente, la junta directiva del Banco de la República reiteró su estimación y es que el PIB entre enero y marzo de este año habría crecido 4,8%. Asimismo, los codirectores ven que el gasto de los hogares ha tenido un buen comportamiento, en el que se destaca la demanda de bienes durables. Sin embargo, señalan que la industria registró un crecimiento bajo en el arranque de 2014.

Lo que ha visto el equipo técnico del Emisor muestra que el actual contexto macroeconómico enseña rasgos como una inflación que va más rápido hacia el punto medio del rango meta (entre el 2 y el 4%). A esto se suma una aceleración del crecimiento del crédito y una reducción en las tasas de interés reales.

“En la actualidad, un aumento en la tasa de interés de intervención es coherente con el objetivo de reducir el estímulo a la acumulación de riesgos, aún más si se tiene en cuenta que la tasa de interés real de la economía ha estado baja por un período prolongado de tiempo”, aseguran las minutas de la más reciente reunión de los codirectores del banco central.

Por el lado de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), el pronóstico de crecimiento para el primer trimestre del año luce un poco más optimista. Sergio Clavijo, jefe de este organismo, señaló que “nuestra proyección con base en indicadores líderes es del 5% para el primer trimestre, pero parece que podría venir un resultado cercano al 6% por cuenta del sector de la construcción, que continúa bien. Para todo el año 2014 venimos pronosticando un crecimiento de 4,6%”.

De acuerdo con un documento de este organismo, los pronósticos van ligados “al aumento de las expectativas de inflación (pasando del 2,7% al 3,2% en el último año) y a la necesidad de moderar la expansión crediticia (es del 11% real, duplicando el crecimiento económico)”. Esta situación, explica la Anif, debería llevar al Banco de la República a aumentar progresivamente las tasas de interés hasta el 4,5% para el cierre del año (en este momento se encuentran en 3,75%).

Entretanto, los cálculos que ha hecho el Gobierno respecto al comportamiento económico del primer trimestre apuntan a un PIB cercano al 5,5%. El presidente Juan Manuel Santos cree que este resultado puede estar impulsado por una mejor dinámica en la ejecución de obras civiles. Según el jefe de Estado, la inversión en estas creció casi 25% entre enero y marzo de 2014. Por ahora, las estimaciones del Ejecutivo apuntan a que la economía se expandirá 4,7% en todo el año.

Según el Ministerio de Transporte, la inversión en carreteras aumentó 31,9% en el primer trimestre. A esta dinámica le siguen los desembolsos destinados a la ejecución de infraestructura para agua, puertos y represas. Adicional a esto, los recursos para vías férreas, transporte urbano y aeropuertos influyeron en la dinámica del sector constructor.

Marcel Hofstetter Gascón, director del programa Finanzas y Comercio Internacional de la Universidad de La Salle, cree que una tasa de crecimiento del 5% para el período en mención es “optimista en exceso” y proyecta que un resultado del 4% o inferior estará más acorde, ya que “venimos de una agitación política importante. Se crearon bastantes incertidumbres en muchos frentes, ya que las decisiones de consumo e inversión se aplazaron”.

Pensar que el desarrollo de la infraestructura le dio un impulso al PIB es razonable, agrega el académico. Sin embargo, cree que un sector como la industria no podrá recuperarse en el corto plazo. “No veo un recalentamiento económico. El sector industrial puede comenzar su recuperación finalizando este año”.

 

[email protected]

@hector_sandoval

 

últimas noticias