¿Un crecimiento menor al 3%?

El DANE dará a conocer hoy el desempeño de la economía para el primer trimestre del año. El Banco de la República estima que los resultados serán mejores para el período abril-junio.

La construcción tuvo buen comportamiento en la región Centro. / Archivo
La construcción tuvo buen comportamiento en la región Centro. / Archivo

En vista de las señales de enfriamiento que mostró el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre del año, sectores de la economía como minas y energía, servicios financieros, construcción, industria, transporte y agro, entre otros, están expectantes. Hoy, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) dará a conocer el desempeño que tuvo el país. Por ahora, las proyecciones del Banco de la República y también las del Gobierno apuntan hacia un crecimiento trimestral inferior al 3%.

Una serie de informes regionales publicados por el Emisor dan cuenta de la desaceleración de la economía en los diferentes departamentos entre enero y marzo de este año. Por ejemplo, el primero de los estudios, concluye que en la región Centro (Tolima, Cundinamarca, Huila y Caquetá), el crecimiento fue “disímil”, ya que sectores como la construcción, el financiero y el comercio mostraron buen comportamiento. Sin embargo, el agro enseñó resultados desalentadores.

En la región Caribe, de acuerdo con otra investigación dada a conocer por el banco central, durante el primer trimestre del año, “la economía presentó reducciones en sectores importantes como el agro, la minería, la industria, el turismo y el comercio exterior. No obstante, la construcción, el comercio interno, el transporte y el sector financiero registraron un incremento”. La caída en la extracción de minerales como carbón (-24,6%), níquel (-9,1%), oro y plata (-99%) le pasó factura a las ventas externas.

Por el lado del Eje Cafetero (Risaralda, Quindío y Caldas), las cosas no fueron muy diferentes durante el arranque del año. Otro informe mostró que “la mayoría de actividades en la región evidenciaron reducción”, porque la producción y las ventas de la industria, el comercio de vehículos y las exportaciones (con café y sin este) cayeron frente al 2012.

Al hablar de la región Suroccidente, otro documento asegura que en el Valle del Cauca, Nariño, Cauca y Putumayo “los resultados del primer trimestre mostraron un crecimiento respecto a un año atrás. Actividades como el agro, las captaciones del sistema financiero y la construcción mostraron avances importantes”. Sin embargo, el comercio interno y externo y la industria, entre enero y marzo, fueron renglones que crecieron con el freno puesto.

Pese a este panorama, las minutas de la más reciente reunión de la junta directiva del Banco de la República subrayan que los indicadores disponibles sugieren que el crecimiento económico del país será mayor entre abril y junio. Algunas de las razones para sustentar esta proyección son un aumento en la confianza del consumidor y “los indicadores de expectativas empresariales en la industria, el comercio y el consumo de energía eléctrica”. Aún así, a los codirectores del Emisor y al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, les preocupan factores como la continuación de una caída en las exportaciones y el comportamiento de la tasa de cambio.

Marcel Hofstetter, director del programa de Economía y Finanzas de la Universidad de La Sabana, de acuerdo con las señales que ha dado la economía, estima que el crecimiento del PIB para el primer trimestre puede ser del 3%, o incluso inferior. “Este fue un período bastante malo en el que no se esperaban resultados tan negativos. Sin embargo, se tomaron todas las medidas para darle un empujón a la economía a través de mecanismos como el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (PIPE)”.

En opinión del presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero Nieto, los resultados de la industria para el primer trimestre serán malos: “La inversión del Gobierno va por la misma senda y el comercio se está moviendo en una tendencia mediocre, con ventas creciendo al 1%. La agricultura, también está grave. Sin embargo, el sector financiero y energético al parecer están bien”.

Las señales que ha venido dando la economía desde marzo en adelante, según Botero, no dan para pensar que 2013 sea un año diferente —para crecer a tasas del 4,5% como lo estima el Gobierno—. “La industria no repunta y para julio no veo que las cosas vayan a cambiar. El Estado tendrá que tomar medidas más drásticas”.

 

[email protected]

@hector_sandoval