Por un empleo decente

En lo corrido del gobierno Santos se han impuesto 4.300 sanciones por $45.000 millones a empresas que aplican formas de contratación laboral como tercerización no autorizada y prestación de servicios.

Rafael Pardo Rueda, ministro de Trabajo. / Archivo - El Espectador

Aunque el Gobierno, en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ha tratado de poner en marcha un paquete de políticas para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores en Colombia, el ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, dio a conocer que en los últimos tres años se han impuesto 4.300 sanciones a empresas nacionales, debido a que modalidades indebidas de contratación continúan vigentes.

En el marco del Día Internacional del Trabajo Decente, Pardo manifestó que estas multas, aplicadas en 2.000 visitas hechas por el Ministerio de Trabajo, ascienden a $45.000 millones. Figuras de empleo como prestación de servicios, tercerización no autorizada, cooperativas laborales y omisión del pago de seguridad social son algunas de las razones que llevaron al Gobierno a aplicar las sanciones.

El jefe de la cartera laboral aseguró que el fortalecimiento de la estrategia de trabajo decente ha tenido pilares como la reducción de la tasa de desempleo a un dígito, extensión de la cobertura de cajas de compensación a empleados domésticos, protección al desempleado, formalización para el trabajo joven, reducción del trabajo infantil y puesta en marcha de los Beneficios Económicos Periódicos (BEP).

Carmen Moreno, jefa de la OIT para los países andinos, comentó que “desde el organismo se han dado pasos importantes por reducir los índices de informalidad en Colombia. Si medimos el trabajo decente por la reducción de la informalidad, los últimos datos del DANE muestran que para Bogotá estamos hablando del 40%. Antes, las cifras estaban por encima del 50%”. Agregó que en regiones como Tolima, Quindío, San Andrés, Córdoba y Nariño el Estado y la organización buscan consolidar políticas por lograr un empleo decente.

“Aunque el empleo en términos generales en Colombia ha aumentado, hay que contrastar esas cifras con las necesidades básicas insatisfechas. La formalización laboral del Gobierno todavía no ha dado el efecto esperado. Muestra de ello es que en el sector agropecuario todavía no hay formalidad laboral. Se necesita que se cierre esa brecha”, comentó José Stalin Rojas, director de Administración de Empresas de la Universidad Nacional de Colombia.

“Que en la informalidad haya protección social. Los niveles son del 67%”, comentó el ministro Pardo, al tiempo que agregó que su cartera trabaja en formalización a la medida para sectores como transporte, agro y empleo doméstico.

Entretanto, Pardo anunció que el próximo mes entrarán en vigencia el seguro de desempleo y los Beneficios Económicos Periódicos. El primer mecanismo busca beneficiar por un período de seis meses a aquellos trabajadores que pierdan su empleo y el segundo pretende apoyar con un subsidio a quienes no están en el sistema pensional y tienen alguna capacidad de ahorro.

 

 

últimas noticias