Un galardón para premiar el diseño que transforma las sociedades

Noticias destacadas de Economía

El ganador se anunciará en la ceremonia del Octavo Encuentro de Investigación en Diseño organizado por la Universidad Santo Tomás, que se realiza del 7 al 9 de octubre.

Desde hace un año, la decana Sandra Ramírez, la exdecana Piedad Gómez y los profesores Paula Amador-Cardona y Edward Salazar de la facultad de Diseño Gráfico de la Universidad Santo Tomás, de Bogotá, crearon el Premio Nacional de Diseño para la Transformación social, “Fray Angélico”, que busca visibilizar los procesos individuales y colectivos del diseño que le apuestan a mejorar las condiciones de vida de la sociedad colombiana.

“Nosotros somos una facultad de diseño metida en una escuela de ciencias sociales y eso marca su enfoque. No es casual ni caprichoso, pues es lo que ha estado pasando en la disciplina del diseño en los últimos veinte o treinta años, y es que se ha ido girando más al trabajo con las personas que hacia la parte técnica”, cuenta Paula Amador-Cardona.

Lea también: Muebles inclusivos, entre las propuestas de los más jóvenes del diseño escandinavo

El diseño se ha empezado a preguntar sobre cuáles son los efectos duraderos de diseñar para la sociedad y con la gente, “con esos cuestionamientos nosotros hemos venido trabajando en una corriente que es la transformación social, es decir, el diseño no solamente hace artefactos ni experiencias ni servicios, sino que además puede dinamizar procesos en los cuales se transforman realidades sociales. No se diseña una cosa, se diseña el cambio de una práctica social”.

Así las cosas, eso es lo que buscan premiar: reconocer las iniciativas y cambios tanto en el sector privado como en el público nacional de todos los campos del diseño. “Comprendimos que todo el mundo tiene creatividad. Entonces puedo aceptar que cualquiera puede diseñar conmigo. Necesitamos que los diseñadores nos convirtamos más en dinamizadores y estructuradores de es creatividad para sacar provecho más que en generar un artefacto”.

El jurado está integrado por un comité de profesores líderes del campo del diseño de diferentes zonas del país: Carlos Córdoba-Cely, de la Universidad de Nariño); Viviana Polo, de la Universidad de San Buenaventura; Fredy Zapata, de la Universidad de los Andes; Edgard Rincón, de la Universidad del Norte; y, Paula Amador-Cardona, quien representa a la U. Santo Tomás.

“Las personas del jurado tienen mucha visión y trayectoria para identificar a las organizaciones, iniciativas y proyectos. La idea es elegir aquellas iniciativas que no creen que hacen parte de esto porque no siempre la gente que está haciendo las cosas más interesantes de diseño con personas para transformar comunidades sabe que está haciendo una cosa llamada así”.

Cada jurado elige y postula algunos proyectos. Este 25 de septiembre se anuncian los 10 proyectos preseleccionados, de los cuales cinco serán nominados al premio.

El comité de jurados identificó y evaluó 39 proyectos de transformación social a través del diseño como la creación de un cine comunitario; una marca de café que ratifica la convivencia pacífica entre comunidades; una editorial digital que convoca escritoras, diseñadoras y desarrolladores para crear libros gratuitos; o el diseño de una ropa interior que reemplaza productos de higiene femenina para la menstruación.

En la evaluación se tuvo en cuenta el papel de las comunidades en la gestión del proyecto, cómo fue la colaboración creativa para resolver un problema colectivo, y cuál fue la transformación social que se generó en las comunidades.

“Para diseñar la estatuilla del premio sabíamos que no podíamos encargárselo a alguien, sino que teníamos que hacer un proceso con personas. Así que convocamos dentro de nuestra comunidad a todos los estudiantes y profesores que quisieran participar. Finalmente, se seleccionaron 36 personas que estuvieron en los talleres de codiseño y se eligió un grupo ganador. Tanto estudiantes como profesores trabajaron en grupos. La estatuilla también viene de un proceso de diseño no convencional, un proceso de participación”, agrega Amador-Cardona.

El ganador se anunciará en la ceremonia del Octavo Encuentro de Investigación en Diseño organizado por la Universidad Santo Tomás, que se realiza del 7 al 9 de octubre. La propuesta ganadora recibe una estatuilla y un estímulo económico. También se otorgan dos menciones especiales.

Comparte en redes: