Un servicio de aseo doméstico al alcance de un clic

Hogaru es un emprendimiento tecnológico que también ofrece su plataforma a empresas.

 / Archivo
/ Archivo

Encontrar a una persona de confianza que ayude con los quehaceres del hogar es un problema al que a diario se enfrentan muchos colombianos. Al igual que en otros sectores de servicios y productos, un grupo de emprendedores vio en la tecnología una solución para el aprieto cotidiano.

Se trata de Hogaru, una plataforma disponible vía telefónica, en la web o una aplicación móvil, a través de la cual es posible contratar un servicio de aseo doméstico o para empresas, por cuatro u ocho horas diarias. De acuerdo con Mateo Cera, uno de los cofundadores de Hogaru, el proceso no es más difícil que pedir un servicio de transporte o un domicilio a través del móvil, y entre sus mayores fortalezas está el proceso de selección y, por tanto, la seguridad.

“Hay un proceso con más de 30 filtros, tenemos una alianza con un importante grupo de seguridad que investiga antecedentes y nos ocupamos de las referencias personales y laborales”, afirmó Cera. Además llevan a cabo entrevistas y entrenamiento con los empleados, que hacen parte directamente de la nómina de Hogaru, por lo que el cliente no tiene por qué preocuparse por pagar directamente las prestaciones sociales debidas.

A la fecha, Hogaru ha atendido cerca de 5.000 clientes y presta unos 13.000 servicios mensuales, con precios que oscilan entre $50.000 y $55.000 por cuatro horas o $65.000 y $75.000 por ocho. Un cálculo reciente de la firma Symplifica dio cuenta de que un empleado doméstico en el país puede significarle al empleador cerca de $1’150.000 al mes, incluyendo factores como auxilio de transporte, pensión, salud, riesgos profesionales y caja de compensación, además de las obligaciones con trabajadores “mensualizados”, como cesantías, dotación, vacaciones y la prima para empleados domésticos, recién aprobada por ley.

Es decir, el servicio de Hogaru puede ser alrededor de 13% más costoso de lo normal. Pero, de acuerdo con Cera, de cerca de 90.000 servicios que han prestado en 18 meses de existencia, sólo en una ocasión se presentó un caso delincuencial por parte de una empleada, quien fue despedida y denunciada. Por daños o pérdidas, explicó el cofundador, hay un seguro que cubre el 100% del perjuicio. “No podemos evitar que eso suceda, pero lo importante es poner la cara”, agregó.

Según datos de la plataforma, disponible en Bogotá, Medellín y Cali, la frecuencia más común con que se solicita el trabajo de un empleado doméstico es dos veces a la semana, servicio que se paga con anticipación, y el algoritmo de la plataforma, dependiendo de la continuidad en la solicitud del servicio, permite asignar siempre a la misma persona, de acuerdo con Cera. La plataforma, por demás, ha recibido cerca de $1.600 millones de inversión de un fondo de inversión colombiano, ángeles inversionistas y la firma Telefónica.

En Colombia se calcula que hay más de 730.000 empleados domésticos, categoría que incluye a conductores y jardineros. El pago de la prima, que corresponde a 30 días de salario divididos en dos pagos, es uno de los más recientes logros de este sector laboral, sobre el cual también recae un estigma debido a falsos trabajadores domésticos que utilizan esa ocupación como fachada para delinquir.

Temas relacionados