Uno de los principales millonarios de China ha puesto sus ojos en Colombia

El magnante ha decidido abrir oficinas y construir una planta, pero también planea incursionar en la minería y el agro.

A Li Jinyuan le gusta tomarse su tiempo. Hablar con pausas, argumentar muy bien cada palabra e indicar cada uno de sus planes. Por eso prefiere siempre responder en chino, el idioma que conoce, en el que puede explayarse, el mismo con el que logró una fortuna avaluada por la revista Forbes en US$1.200 millones.

También le gusta escuchar todo tipo de opiniones antes de tomar una decisión y conocer de antemano los escenarios en los que invertirá. Por eso tomó un avión e inició una gira por Perú, Venezuela y Colombia, tres países que serán estratégicos para el futuro de Tiens Biotech Group, uno de los principales conglomerados del gigante asiático.

“No necesitamos más informes de factibilidad porque ya sabemos que vamos a invertir en Colombia. Hemos decidido abrir una oficina central en el país y actualmente evaluamos los lugares para instalar nuestra primera planta de producción de suplementos nutricionales, cosméticos, productos para el cuidado de la piel e, incluso, detergentes”, comenta sobre ésta, su segunda visita en dos años a Bogotá.

Fue a finales de noviembre de 2011 que selló por primera vez su pasaporte en el aeropuerto Eldorado. Entonces buscaba la mejor forma de aprovechar el buen momento de las economías de la región y sostuvo reuniones con industriales, el alto gobierno y con el expresidente Álvaro Uribe. Él fue el primero en recibirlo en este nuevo viaje, y hablaron sobre los beneficios de la política de zonas francas. De hecho, su empresa evalúa el mejor lugar para instalar su planta, la séptima en el mundo, bajo esta reglamentación.

“Confiamos en el país, es el lugar más óptimo de América Latina para expandirnos. Por su solidez política e institucional, pero también por los acuerdos comerciales que ha firmado con Mercosur, Estados Unidos y Europa. Y por los trámites que está iniciando con China para hacer lo propio”, resume su traductor.

Pero ésta será apenas la primera parte de su plan para el país, pues una vez instalados aprovecharán la ubicación geográfica para apostarle a la exportación de alimentos, madera y minerales como oro, cobre, plata, hierro, carbón y zinc. Para este proyecto en especial, la multinacional piensa destinar US$2.000 millones y estudia la mejor forma de ejecutarlo: si se asocia con alguna compañía ya instalada en el país o inicia tareas de exploración por sí misma.

Planes de gran envergadura, muy ambiciosos, que explica a su debido momento, haciendo pausas. Quizás adoptó esa forma de ser en 1994, al hallarse en medio de las aguas del lago Swan, en la ciudad de Tianjin, el lugar que había elegido una noche para acabar con su vida.

Contaba entonces con 36 años y ninguna suma de dinero en su cuenta bancaria. Porque después de haber amasado una auténtica fortuna de 240 millones de yuanes en los años 80, como comerciante de bienes por toda China, la perdió en el afán de multiplicarla. El causante de aquella jugada fue un proyecto tecnológico para producir calcio, al que le invirtió toda su juventud, fondos y experiencia, pero con el cual fracasó a la vuelta de un año.

Cuando se encontraba en medio del agua, Li Jinyuan entendió que podía sobreponerse a la mala fortuna. Se asesoró con uno de los más prestigiosos nutricionistas de China y logró reunir 4,5 millones de yuanes en 1995 para echar a rodar una nueva idea: la fabricación de suplementos nutritivos en polvo a partir del calcio.

Tiens, aquel proyecto, se ha expandido hoy a 110 países, cuenta con 17 laboratorios de investigación, 50.000 franquicias y 16 millones de familias que distribuyen sus productos a través de la modalidad de multinivel. Sus convenciones anuales no sólo son reconocidas por el gigantesco número de participantes sino por los regalos con que la multinacional premia a sus empresarios: limusinas, aviones, yates y mansiones.

“He tenido la suerte de crear y poseer una gran fortuna. Pero ya no me pertenece, porque viene de la sociedad y a ella debe volver”, asegura, sin perder la calma que lo caracteriza.

Temas relacionados

 

últimas noticias