Uribistas aseguran tener argumentos para demandar venta de Isagén

Los miembros del partido político analizan con los asesores el tipo de demanda, ante quién se instauraría y contra quién.

Una demanda por posible detrimento patrimonial se adelanta por cuenta del Centro Democrático donde uribistas esperan unirse para instaurar respaldos por varios sectores sociales luego de la revisión que se hace por parte de la Procuraduría. Así lo dio a conocer la senadora Paola Holguín.

Además aseguran que tienen todos los argumentos sólidos para instaurar una demanda al Ministerio de Hacienda y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos por la venta del 57.6% de las acciones que pasaron a ser parte de la multinacional canadiense Brookfield.

“Sería posible entrar a debatir un posible detrimento patrimonial por la venta de Isagen, pues cuando se calculó el precio de la empresa no se tuvieron en cuenta muchos factores, por ejemplo, el tema medio ambiental tan importante con más de 23 mil hectáreas de bosques y no se tuvo en cuenta el conocimiento que ha logrado la empresa por investigaciones de energías limpias en Colombia”, dijo.

“Tenemos que saber si calcularon o no lo que representa en ingresos Hidrosogamoso porque esta hidroeléctrica entró a funcionar en diciembre del año pasado y esta venta se inició desde el año 2013”, agregó la congresista.

Indicó que aunque la negociación ya fue firmada y concretada se debe dejar un precedente que la subasta concluyó con un solo oferente debido a las manifestaciones en contra de la misma.

Entre tanto, Simón Gaviria, director del Departamento Nacional de Planeacion (DNP), dijo que Isagén era un activo que el Gobierno no controlaba, a pesar de tener la mayoría de acciones, y que si el activo hubiera quedado en manos de la nación, esta última habría tardado 45 años en recaudar el dinero que Brookfield dio por la generadora de energía, es decir, $6,48 billones. “Esto, porque los ingresos que recibíamos por Isagén eran $145 mil millones anuales”.

Después de leer un largo listado de obras, entre las que incluyó el metro de Bogotá, Gaviria manifestó que los recursos irán a una cuenta especial del FONDES, creada en el Plan de Desarrollo 2014 -2018, y que ese dinero que hoy recibe la nación se sumará a los $665.000 millones que es el dinero con el que actualmente contaba la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), que es la que administrará los recursos destinados al desarrollo de infraestructura del país.

El director del DNP también hizo un llamado a quienes se oponían a la venta de Isagén, recalcando que este es el mejor negocio que ha hecho el país, pues la generadora se vendió 145% por encima de transacciones similares en América Latina.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Senado aprobó la ley de financiamiento