US$110 millones de inversión en el Valle

Varias empresas extranjeras están buscando instalarse en la capital del departamento para atender el mercado colombiano y el de la región.

A Cali llegaron nueve organizaciones internacionales en 2015. / Bloomberg
A Cali llegaron nueve organizaciones internacionales en 2015. / Bloomberg

Ubicación geoestratégica, capital humano calificado, costos competitivos, buen clima de negocios, infraestructura, conectividad multimodal y calidad de vida son las ventajas y las razones para invertir en el Valle del Cauca, según destaca Invest Pacific, la agencia público-privada que promueve la inversión en la región. La entidad cuenta que Cali, así como los demás municipios industriales del departamento, se ha convertido en una importante opción de producción y de exportación para multinacionales. Una muestra de ello es que el capital que logró atraer esta institución pasó de US$17 millones en 2015 a cerrar el primer semestre de 2016 en US$110 millones. (Lea: Proponen industria sin chimeneas para el posconflicto)

Si bien en 2015 el flujo de capital que atrajo Invest Pacific fue casi 10 veces menor que el registrado este año, de todas formas se instalaron 13 empresas en el Valle del Cauca. Tan sólo una de ellas es colombiana (ZFB) y el resto fueron inversiones de origen español, mexicano, canadiense, polaco, japonés, alemán, chileno y estadounidense. Nueve de estas compañías se radicaron en Cali, dos en Palmira, una en Yumbo y otra en el norte del Cauca. Además, son corporaciones que se mueven en diferentes sectores, como los de servicios, manufacturas y alimentos. (Lea: Desarrollo rural, primera inversión del posconflicto)

Lo interesante de la inversión que ha llegado en 2016 es que se trata de empresas especializadas en insumos para productos de otras compañías. Por ejemplo, este año llegó Indugral, una compañía sudafricana que piensa tomar Palmira como el lugar donde producirá las etiquetas de las cervezas de SABMiller para satisfacer la demanda colombiana, y también para exportarlas a los demás países de la región. “Esto sugiere que el Valle del Cauca se está convirtiendo en lugar geográficamente estratégico para que las corporaciones puedan servir tanto como un jugador local, y al mismo tiempo competir a nivel internacional”, explicó Alejandro Ossa, director ejecutivo de Invest Pacific. (Lea: Colombia se va a pescar inversión extranjera) 

Otras dos empresas que tienen potencial para impulsar la tercerización en otras compañías con presencia en Colombia, y que se instalarán en Palmira, son: Essel Group, empresa de la India que se especializa en la fabricación de envases, y Amcor, compañía australiana que fabrica envases y empaques, y que realizó una reinversión en Colombia en 2016. Asimismo, El Espectador tuvo conocimiento de que hay otras 10 multinacionales en proceso de instalación en el departamento, y aunque todavía no se conocen sus nombres, se sabe que hay por lo menos dos corporaciones a las que también les interesaría moverse en el negocio de las manufacturas plásticas.

Ossa destaca igualmente que “en 2016 llegaron Yara, de Noruega, y los laboratorios Abbot, de Estados Unidos. Es muy relevante el hecho de que en los primeros seis meses de este año, y con sólo 14 empresas instaladas, hayamos casi multiplicado por 10 la inversión que logramos en 2015. Esto es señal de que el Valle del Cauca ya atrapó la atención de las empresas extranjeras y esperamos que podamos aportarle otros US$40 millones en capital al departamento en el próximo semestre. Además, consideramos que muchas cosas se están alineando para que el atractivo de la región aumente: el TLC con Corea del Sur, el proceso de paz, la carretera Buenaventura-Lobo Guerrero. Y en el cuarto trimestre de este año termina la obra de sociedad portuaria de Aguadulce, un proyecto que requirió US$500 millones en inversión”.