Utilidades del Banrepública en 2020 serán iguales al recaudo de una reforma tributaria

Noticias destacadas de Economía

Los beneficios proyectados para este año son de $7,3 billones, un poco más de los $7,1 billones obtenidos en 2019. Sin embargo, el gerente el Banco Central aclaró que ese nivel de utilidades no va a continuar.

El Banco de la República proyecta traspasar al gobierno unos $7,3 billones como utilidades obtenidas al finalizar el ejercicio de 2020, que es el equivalente a lo que “se obtiene en una reforma tributaria”, anunció el gerente del banco central, Juan José Echevarría en una presentación virtual en la Comisión Tercera del Senado.

El año pasado, el Banco de la República, también presentó utilidades de $7,1 billones, tras varios años dando pérdidas. Las ganancias de 2019 no se observaban en la historia del banco desde hace por lo menos cuatro años atrás.

“Nuestro mejor estimativo es que 2020 tendremos unas utilidades de 7,3 billones de pesos. Para que ustedes tengan un orden de magnitud cada uno de esos números representa lo que se obtiene en una reforma tributaria”, señaló el gerente del banco central.

Sin embargo, Juan José Echavarría, aclaró en la comisión del Senado, que esta bonanza en las ganancias del Banco de la República “no van a continuar”.

(Le puede interesar: ¿Cómo leer al ministro de Hacienda desde la teoría económica?)

En forma simultánea, en un evento de Valora Analitik, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, aclaró que la reforma fiscal que tiene que llevar el gobierno al Congreso se va a enfocar en recorte del gasto, disminuir el tamaño del Estado y revisar esquemas como el del IVA, las exenciones tributarias y mantener las menores rentas para las empresas.

“Antes de marzo del próximo año sería muy difícil pensar en una discusión (tributaria) y eso si ya podemos cuantificar los efectos de la pandemia”, dijo Londoño. Para febrero de 2021, la comisión de expertos tributarios entregará el primer informe al gobierno sobre los efectos en los ingresos del Ejecutivo de las exenciones tributarias que sobrepasan los $70 billones.

En pasada entrevista con El Espectador, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, señaló que, “la fuente principal de exenciones o perforaciones fiscales es el IVA y no el impuesto de renta que son 12 billones de pesos”, de esta cantidad, $6 billones son de las empresas y los restantes $6 billones de las personas naturales. Las exenciones por IVA son cercanas a los $48 billones.

El presidente de la Bolsa de Valores de Colombia considera que una próxima reforma tributaria tiene que “tocar” las exenciones en IVA y los beneficios tributarios en renta de las personas naturales, que en total suman cerca de $54 billones.

La administración Duque está pensando en iniciar la discusión de la reforma fiscal en el primer semestre de 2021, una vez se haga claridad sobre la afectación de la pandemia en el ingreso de las personas y en las finanzas estatales. En el mejor de los casos, el actual Gobierno se beneficiaría de la eventual reforma tributaria en el último año de gestión.

Los analistas consideran que en un periodo electoral es difícil que el Congreso apruebe una reforma tributaria al Ejecutivo. Dicen que lo más probable es que sea el próximo gobierno el que tenga que presentar el proyecto de reforma fiscal.

“Lo que tenemos que saber es la discusión es cuáles son los ajustes que debemos hacer a nuestro sistema tributario, a nuestro sistema de gasto, e incluso a nuestra senda de deuda”, dijo el viceministro de Hacienda. Reiteró que esa discusión tiene que hacerse el próximo año.

Londoño manifestó que el Gobierno es claro en considerar que, “no nos vamos a devolver en los beneficios de la tarifa general de renta”. Aclaró que una reforma no puede considerar eliminar el beneficio de deducción del IVA en los bienes de capital sobre la renta de las empresas.

(De contexto:Nueva reforma tributaria tiene ya tres demandas en la Corte Constitucional)

Para Londoño es claro que, si “queremos ser competitivos después de la pandemia, lo que tenemos que hacer es que nuestras empresas sean más competitivas frente al mundo que es nuestra competencia natural. No podemos aumentarles la tarifa corporativa a nuestras empresas”.

Insistió en que el próximo proyecto fiscal “no va a ser una reforma para aumentar la renta de las empresas pues eso sería devolvernos en la victoria que teníamos con nuestra ley de financiamiento que mostraban que, a principios de este año se crecía por encima del 4%”. Eso se quedará como una anécdota porque llegó la pandemia y cambió todo. Sin embargo, “muestra que esas medidas eran las correctas para ese crecimiento que es la única forma de tener ingresos, y poder dar los bienes que debe dar el Estado a todos los ciudadanos”.

Comparte en redes: