Valórem le apuesta al e-commerce

Con una inversión de más de 12 millones de euros, el grupo adquirió Linio S.A.S, una propuesta virtual con productos en categorías como tecnología, hogar y salud.

Página oficial linio.com.co
Página oficial linio.com.co

"El modelo de Linio es atractivo para nosotros por su rentabilidad, por el potencial de crecimiento que tiene el sector en nuestro país, y porque invertimos de la mano de un gran socio estratégico", dijo Carlos Arturo Londoño, presidente de Valórem, con respecto a la inversión que hizo este grupo para adquirir la empresa de comercio electrónico Linio Colombia S.A.S, que tiene alrededor de 30 mil referencias de productos en múltiples categorías como electrodomésticos, juguetes, hogar, salud y accesorios. La transacción, por 12 millones 500 mil euros, significa la compra del 24.95% de las acciones.

Esta organización inició operaciones en mayo de 2012 proponiendo en su página de internet una experiencia distinta de comunicación con sus clientes, mediante la utilización de medios como el teléfono, el chat y el correo electrónico. De acuerdo con los reportes publicados por Business Monitor International y Forrester Research, en Colombia el comercio en línea de bienes diferentes a vehículos o víveres representa menos del 2% del total del mercado; mientras que en países europeos esta relación se encuentra entre el 7 y el 11%.

Lo anterior, sumado al crecimiento del poder de compra de una población urbana y joven (tres cuartos de los colombianos viven en ciudades y dos tercios son menores de treinta años), convierte al comercio electrónico en una gran oportunidad en el país. Rocket Internet, socio estratégico de Valórem en esta inversión, tiene amplia experiencia en el negocio de comercio electrónico y ha creado, desde sus inicios en 1997, más de 100 compañías líderes en el segmento en cuarenta 40 países.

Para utilizar los servicios de Linio es indispensable crear una cuenta personal, la cual posibilita la selección del producto y del modo de compra: tarjeta de crédito, tarjeta débito, pagos con códigos de barra en entidades bancarias y pago en efectivo contraentrega, que los hace pioneros en utilizar esta forma de pago. La promesa de entrega de los productos es de dos días, con la garantía de devolverlos o cambiarlos hasta después de cinco días hábiles de recibirlo.

Temas relacionados

 

últimas noticias