Venezuela empeora

Moody´s rebajó la calificación de la deuda venezolana a Caa3. La dura situación no contagiaría a Colombia, según expertos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se encuentra en una gira internacional para conseguir fondos. / EFE

La agencia de calificación de riesgo estadounidense Moody's rebajó la calificación los bonos venezolanos de Caa1, un nivel que es considerado entre los expertos en el tema como un título ‘basura’, a Caa3 que es inclusive peor. “La fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, principal fuente de divisas de Venezuela, sería el principal argumento de la revisión de los títulos de deuda del país fronterizo”, explicó la compañía estadounidense.

Las cuentas externas son la principal fuente de vulnerabilidad del perfil crediticio soberano de Venezuela. Dada una fuerte dependencia en importaciones, las finanzas externas continúan muy rígidas, disminuyendo la posibilidad de un ajuste de importaciones para prevenir una crisis de balanza de pagos. En caso de un evento de incumplimiento de pagos, los inversionistas enfrentarían pérdidas que muy probablemente excederían 50% en los instrumentos de deuda externa del país.

A pesar de que Standard & Poors y Fitch también revisaron a la baja la deuda de este país en septiembre y en diciembre de 2014, respectivamente, la calificación de Moody’s es la más baja que hay entre las principales calificadoras de riesgo del mundo.

Con esto, “Venezuela se convierte en el país con la mayor probabilidad de impago del mundo, seguido por Ucrania y Grecia. Además, es probable que las demás calificadoras se alineen con Moody’s, por lo que en las próximas semanas se podrían esperar más rebajas en la valoración de la deuda venezolana”, explicó Camilo Silva, director de Análisis Técnico de Valora Inversiones.

Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa, indicó que “a pesar de la rebaja de la calificación de la deuda del país vecino, el mercado ya había venido descontando los riesgos de los bonos en Venezolanos, pues con la calificación que tenía antes, los inversionistas ya tenían claro lo inconveniente que era invertir en Venezuela. De manera que este anuncio no causó demasiado impacto”.

Sin embargo, Moody’s advirtió que “presiones al alza sobre la calificación podrían surgir si la balanza de pagos mejora a raíz de una recuperación significativa de los precios del petróleo, o bien de un incremento notorio en los flujos de financiamiento externo que asegure la sostenibilidad de las cuentas externas.

Además, la calificadora agregó que “por contraparte, presión adicional a la baja sobre la calificación podría resultar si se debilitan aún más las finanzas externas en caso de que no se recuperen los precios del petróleo, ya que esto daría lugar a un riesgo de mayores pérdidas para los tenedores de bonos”.

Silva le contó a este diario que “la rebaja en la calificación de los títulos venezolanos no tendría por qué contagiar a Colombia, pues los inversionistas extranjeros saben que el estado económico de los dos países es muy diferente. Porque a pesar de la dependencia petrolera colombiana, su cifra de crecimiento del PIB por encima del 4% le brinda un mayor soporte”.

 

[email protected]

Temas relacionados

 

últimas noticias