Venezuela enriquece a Goldman Sachs

Tener algo de fe en la capacidad de Venezuela de evitar un impago rinde buenos frutos.

Goldman Sachs Asset Management apuesta a que Venezuela podría reunir suficiente financiamiento para pagar su deuda./ Bloomberg

En momentos en que los bonos del país estaban cerca de un bajo nivel histórico a comienzos de año, inversores como Goldman Sachs Asset Management y el fondo de cobertura Constellation Capital Management dijeron que aumentaron su tenencia de los pagarés al apostar a que Venezuela podría reunir suficiente financiamiento para pagar su deuda, al menos a corto plazo.

Eso es lo que ha hecho el país, que se ve afectado por el derrumbe de los precios del petróleo. Ha canjeado algunas reservas de oro por US$1.000 millones y pronto podría contar con dinero de lo que le adeuda Jamaica por envíos de crudo. Eso ha llevado a los operadores a reducir las apuestas a un impago, lo que contribuye a impulsar un salto de 22 por ciento de los bonos este mes, el mayor aumento entre los países en vías de desarrollo.

“Por lo que parece, los problemas de liquidez a corto plazo que enfrentaban se diluyen uno tras otro”, dijo desde Atlanta Jean-Dominique Butikofer, que administra unos US$3.000 millones como jefe de mercados emergentes de Voya Investment Management. “No significa que el problema de la solvencia no exista. Es sólo una forma de aprovechar el impulso a corto plazo por los diferenciales de elevado rendimiento que ofrecen”.

Dijo que Voya aumentó su tenencia de bonos de Venezuela “por encima del promedio”, mientras que era “neutral” en marzo. El promedio de los rendimientos de los pagarés del país, que llegaron a 32 por ciento el 18 de marzo, han caído desde entonces a 23 por ciento conforme la deuda aumentaba, según JPMorgan Chase Co.

Yacov Arnopolin, un administrador de dinero de Goldman Sachs Asset, que gestiona casi US$39.000 millones, dijo en una entrevista del 16 de marzo que la firma había acumulado hacía poco una posición “por encima del promedio” en la deuda del país.