Venezuela evaluaría dolarizar para salvar industria automotriz

Fiat, General Motors y Toyota están cerca de acordar la reanudación de fabricación después de que el Gobierno les permitió vender su producción en dólares, según fuentes del sector.

En 2016 se han fabricado 1.227 automóviles en Venezuela. /Bloomberg.

Toyota planea reanudar las líneas de producción en agosto y ofrecer los modelos Corolla, Hilux y Fortuner, dijo el vocero Luiz Carlos Andrade Jr. por correo electrónico. Fiat Chrysler llegó a un acuerdo con el gobierno la semana pasada y GM planea empezar a armar algunos modelos en el ámbito local el mes próximo, según personas con conocimiento de las conversaciones que no estaban autorizadas a hacer declaraciones sobre los planes de las compañías.

El plan es similar a un acuerdo que alcanzó Ford Motor Co. el año pasado. Según ese acuerdo, los venezolanos pagan por adelantado a los concesionarios de Ford en el marco de un plan en dos monedas: dólares por los materiales de producción, que se importan del exterior, y bolívares para cubrir los costos de ensamblar localmente sus vehículos.

El derrumbe global de los precios de las materias primas ha afectado a Venezuela. Cuando se agotaron, las automotrices no pudieron importar partes para el montaje en Venezuela y se vieron impedidas de repatriar ganancias. Se estancó la producción local en toda la economía y se restringieron las importaciones, lo que causó una escasez crónica de alimentos y muchos artículos básicos.

General Motors y un funcionario del Ministerio de Información de Venezuela se negaron a hacer declaraciones sobre los posibles acuerdos. No se pudo contactar inmediatamente a representes locales de Fiat.

Acuerdo de reactivación

El presidente Nicolás Maduro anunció en marzo un acuerdo para “reactivar” el sector automotor del país. Varios fabricantes de autos, entre ellos Chery Automobile Co, GM, Fiat-Chrysler, Ford, IVECO Ltd., Mack Trucks Inc. y Mitsubishi Motors Corporation, asistieron a las reuniones, que el mandatario describió como una “situación donde ganan todos”, para contribuir a generar ingresos en el país.

A pesar del posible acuerdo, los niveles de producción siguen declinando y baten récords negativos en el país de la OPEP. Según la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), este año se produjeron 1.227 automóviles hasta mayo, en su mayoría de Ford.

Quienes participaron en las recientes negociaciones dicen que se tardó en cerrar los acuerdos dado que las automotrices buscaban que se eliminaran estrictas regulaciones sobre energía que instrumentó el extinto presidente Hugo Chávez y una reducción de impuestos para la totalidad del sector.