Venta de bonos de Brasil y Colombia es excesiva, según Schroder

Los bonos soberanos extranjeros de Brasil registraron pérdidas de un 15 por ciento en los últimos doce meses.

AFP

La ola de ventas de los bonos soberanos de Brasil y Colombia ha ido demasiado lejos, de acuerdo con Schroder Investment Management Ltd.

Jim Barrineau, gerente del Emerging Markets Multi-Sector Bond Fund de Schroder, compró bonos soberanos con vencimiento en 2045 tanto de Brasil como de Colombia, argumentando que la deuda de esos países ha sido castigada injustamente por el temor de que los bajos precios del petróleo y los productos básicos debiliten el crecimiento económico y deterioren las finanzas de los respectivos gobiernos.

Si bien los inversores extranjeros se mantienen alejados de Brasil por las dificultades que enfrenta la mandataria brasileña Dilma Rousseff para apuntalar el presupuesto y dado que la economía va camino a registrar la peor recesión en un siglo, la estabilización de la situación traerá consigo “importantes aspectos positivos”, dijo Barrineau. La caída del petróleo que ha castigado a los bonos colombianos por la preocupación de que aumente el déficit de cuenta corriente del país podría estar tocando fondo, lo que haría que la deuda del país se viera como “particularmente barata”, dijo Barrineau.

Estos países no son candidatos a caer en un impago”, dijo desde Nueva York Barrineau, codirector de deuda de mercados emergentes. “Es solo que, cuando el mercado atraviesa algunos de estos ciclos, estas son las primeras cosas que los gerentes de cartera venden cuando hay salida de fondos. Es una buena manera de jugar a la eventual estabilización de la perspectiva de riesgo”.

Barrineau dijo haber dado fin a la infraponderación de Brasil hace unas tres semanas. Su ponderación general respecto a Colombia fue neutral.

Los bonos soberanos extranjeros de Brasil registraron pérdidas de un 15 por ciento en los últimos doce meses, mientras que los bonos de Colombia cayeron 9,2 por ciento. Ambos países se encuentran entre los de peor desempeño en el índice de Bloomberg de bonos soberanos de mercados emergentes que incluye a más de 60 países. Solo Zambia, Ecuador, El Salvador y Gabón tuvieron peores resultados.

El rendimiento de los US$3.550 millones de bonos brasileños con vencimiento en 2045 bajó 0,26 punto porcentual este año a 7,7 por ciento en comparación con un máximo histórico de 8,2 por ciento registrado en diciembre. El rendimiento de los US$2.500 millones de bonos colombianos que vencen en 2045 bajó 0,24 punto porcentual a un 6,58 por ciento, por debajo del pico máximo de 7 por ciento que se registró a principios de este mes.

“No creemos que haya ningún riesgo de deterioro allí”, dijo Barrineau. “Solo se cotiza como un sustituto del petróleo, pero se negocia con diferenciales históricamente grandes respecto de los soberanos y al fin de cuentas es básicamente un riesgo soberano”.

El Emerging Markets Multi-Sector Fund de Schroder perdió un 6,4 por ciento en el último año, lo que lo sitúa en el tercio inferior de los fondos similares. Schroder administra alrededor de US$450.000 millones a nivel mundial.