Venta de vehículos en Brasil ha caído 17,02% en 2015

En sólo automóviles particulares, las ventas acumulan una caída del 15,96% este año, desde 648.553 unidades en el primer trimestre de 2014 hasta 545.880 entre enero y marzo de 2015.

Archivo EFE

Un total de 674.422 vehículos fueron vendidos en Brasil en los tres primeros meses de este año, lo que representa una caída del 17,02 % en comparación con el primer trimestre de 2014 (812.711), informó este miércoles la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos Automotores (Fenabrave).

Las ventas de automóviles, utilitarios, autobuses y camiones, que la patronal mide por el total de placas expedidas por el departamento de tránsito, vienen cayendo en Brasil desde que el Gobierno suspendió los descuentos fiscales que concedía al sector para estimularlo.

La Federación también atribuyó la caída de las ventas a las propias dificultades de la economía brasileña, que el año pasado sólo creció un 0,1 % y que puede sufrir una contracción de hasta el 1,0 % en 2015, según las últimas proyecciones, así como a las restricciones al crédito para el consumidor y al aumento de las tasas de interés.

Si se tienen en cuenta tan sólo los automóviles particulares, las ventas acumulan una caída del 15,96 % este año, desde 648.553 unidades en el primer trimestre de 2014 hasta 545.880 entre enero y marzo de 2015.

Tan sólo en marzo las ventas de vehículos se ubicaron en 234.681 unidades, con una caída del 2,5 % frente al mismo mes del año pasado (240.793) y un aumento del 26,21 % en la comparación con febrero, aunque este último mes tuvo un número de días hábiles significativamente menor debido a las fiestas de carnaval.

Los fabricantes brasileños vienen anunciando vacaciones colectivas y reducciones de turnos para disminuir sus elevados inventarios y adecuar la producción a la caída de la demanda.

El lunes Volkswagen anunció que le concederá vacaciones colectivas de tres semanas a 4.200 de sus 5.000 empleados en Taubaté, su segunda mayor fábrica en Brasil, con el fin de ajustar la producción.

El sector automotor enfrenta una grave crisis en Brasil como consecuencia de la fuerte caída de la demanda interna y de las exportaciones, principalmente las dirigidas a Argentina.

La caída de la demanda, con una reducción del 7,5 % de las ventas internas el año pasado y del 40 % en las exportaciones, obligó a los fabricantes a reducir su producción en un 15 % en 2014