Ventas del comercio brasileño tuvieron en 2014 su peor resultado en once años

Creció un 2,2% el volumen de ventas.

El volumen de ventas de los comerciantes brasileños creció un 2,2 % el año pasado en comparación con 2013, su menor expansión en los últimos once años, informó hoy el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Las ventas de los comerciantes brasileños no tenían un resultado tan negativo desde que en 2003 sufrieron una retracción del 3,7 % y en 2014 tan sólo alcanzaron la mitad de la expansión lograda en 2013 (4,3 %).

El Instituto atribuyó esa desaceleración al bajo crecimiento de las ventas de alimentos y bebidas, el principal segmento de este sector y que en los últimos años creció impulsado por la caída de la pobreza y del desempleo en Brasil, así como por el aumento de la renta de los trabajadores.

Según los analistas del organismo, las ventas de alimentos tan sólo crecieron un 1,3 % en 2014, por debajo de la expansión del 1,9 % en 2013, afectadas por el aumento de la inflación y la menor subida de la renta.

Esa reducción, según un comunicado del IBGE, "puede ser explicada por la desaceleración del crecimiento de la renta de los trabajadores, que aumentó un 1,4 % en 2014 frente al 2,4 % de 2013".

El comunicado igualmente destacó que "el desempeño de esta actividad también fue influenciado por los precios de los alimentos para los consumidores que, en los últimos doce meses, subieron un 7,1 %, por encima de la tasa oficial de inflación del 6,4 %".

De los ocho sectores comerciales analizados, cinco terminaron 2014 con tasas positivas de crecimiento de las ventas frente a 2013.

Las ventas de artículos de uso personal y doméstico crecieron un 7,9 % el año pasado, las de artículos farmacéuticos y médicos un 9,0 % y las de combustibles y lubrificantes un 2,6 %.

Las ventas de muebles y electrodomésticos tan sólo crecieron un 0,6 % en 2014, muy por debajo de la expansión del 5,0 % de 2013, afectadas por el aumento de las tasas de interés y por la decisión del Gobierno de retirar los incentivos fiscales que había concedido a este sector para ayudarle a enfrentar la crisis.

Las ventas de vehículos y autopartes se redujeron en un 9,4 % tras haber crecido un 1,4 % en 2013, entre otras razones, según el organismo, "por la disminución del ritmo de crédito, la suspensión de los incentivos fiscales que beneficiaban al sector, la elevación de las tasas de tipos y las restricciones en los presupuestos de las familias".

Entre otros sectores en que se redujeron las ventas destacaron los de equipos y materiales para oficina (-1,7 %), textiles, confecciones y calzados (-1,1 %) y libros, periódicos y revistas (-7,7 %).

Los economistas esperan que la tendencia de desaceleración del comercio se mantenga en 2015 si se tiene en cuenta que las ventas cayeron un 2,6 % en diciembre frente a noviembre, la primera caída en esta comparación tras cuatro meses de expansión. 

Temas relacionados

 

últimas noticias