Verizon, el nuevo jugador de la publicidad móvil

Verizon anunció ayer que comprará AOL, una compañía fuerte en ofrecer video en línea y anuncios para plataformas móviles.

Verizon es el mayor operador de telefonía móvil en Estados Unidos. / Bloomberg
Verizon Communications Inc. aceptó comprar AOL Inc. en un negocio avaluado en US$4,4 mil millones que intensificará la batalla de la publicidad en dispositivos móviles.
 
Verizon, el mayor proveedor de telefonía móvil de EE.UU., obtendrá dos tecnologías de AOL: su streaming móvil, con transmisión de televisión en directo, programación original y servicio de pague por ver, así como su habilidad de distribuir publicidad en dispositivos móviles.
 
A medida que el mundo se sumerge con entusiasmo en el mundo móvil, esta adquisición le proporciona a Verizon nuevas fuentes de ingresos en una época en la que tiene una competición creciente de empresas como T-Mobile, y al mismo tiempo enfrenta a la compañía contra dos de los pesos pesados de la red, Google y Facebook.
 
El operador celular se queda con AOL justo antes de la introducción de su propio servicio de streaming de video móvil, que podría llegar al mercado el próximo mes. Verizon pagará US$50 por cada acción de AOL, 17% por encima del precio del lunes de las acciones de la compañía. Tim Armostrong, CEO de AOL, continuará dirigiendo las operaciones de la empresa, de acuerdo con un pronunciamiento ayer de ambas compañías, en el que también aseguraron que la transacción se completará hacia  el fin del verano.
 
AOL es una empresa muy diferente de la que era hace 15 años, cuando el portal de internet se fusionó con Time Warner. Fue uno de los negocios más grandes del mundo en su momento y se convirtió en uno de los fracasos más estruendosos. Dos años después de cerrarse el trato, el valor de la compañía que resultó de esta combinación había caído casi dos tercios y en últimas la fusión terminó hace seis años con una serie de productos derivados. Bajo el liderazgo de Armstrong, AOL ha adquirido sitios como el Huffington Post y TechCrunch, además de expandir su contenido para plataformas móviles.
 
La meta es convertirse en un intermediario automatizado entre los anunciantes y los productores de contenido. El mes pasado, AOL introdujo ONE, una herramienta que les ayuda a los comerciantes a decidir en qué lugar es mejor gastar su presupuesto de publicidad. Esta tecnología permite que los anunciantes evalúen si los consumidores están comprando más sus productos luego de ver un aviso en un teléfono inteligente y hace posible que éstos modifiquen su esquema de gastos, de dispositivos de escritorio y televisión hacia plataformas móviles. 
 
AOL aseguró ayer que la combinación con Verizon “nos lleva a la escala de Facebook y Google”. Tal vez esto no suceda todavía, pero sí transforma a AOL en un rival mucho más poderoso.