Victorias y derrotas del sector TIC con la tributaria

La ley en efecto grava servicios como Netlfix y el consumo de datos móviles. Sin embargo, se logró despejar el panorama para desarrollar contenidos digitales.

La propuesta de reforma tributaria desde el principio despertó las críticas de diferentes actores del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). El gremio del comercio electrónico manifestó sus reparos a gravar las plataformas tecnológicas internacionales; los operadores móviles se mostraron en desacuerdo con gravar más los servicios telefonía móvil y los datos; mientras que la industria de software alertó sobre el posible freno a la innovación que se podría generar al desmontar los beneficios fiscales que se establecieron hace 14 años.

En efecto, con la nueva ley, se gravan plataformas internacionales de servicios en línea como Netflix, aumenta el IVA para servicios móviles hasta el 19%, se crea el impuesto al consumo de 4% para datos en planes superiores a $45.000, y se termina la renta exenta para desarrollo de software a partir de 2018. Sobre esto último, el gremio de desarrolladores de software, Fedesoft, afirmó que el fin del incentivo, entre otras cosas, “pone en peligro la permanencia en el país de las más grandes empresas de desarrollo y la superviviencia de las más pequeñas”.

Sin embargo, el Ministerio TIC resaltó algunas victorias que se anotó al final del trámite de la reforma al estatuto tributario. Por ejemplo, quedaron excluidos de los gravámenes los servicios de educación virtual para el desarrollo de contenidos digitales, de acuerdo con la reglamentación expedida por el Ministerio TIC, prestados en Colombia o en el exterior. Asimismo, no se grava el suministro de páginas web, servidores (hosting), computación en la nube (cloud computing) y mantenimiento a distancia de programas y equipos.

El Mintic resaltó que tampoco habrá impuesto para la adquisición de licencias de software para el desarrollo comercial de contenidos digitales. “Esto significa un gran avance para la industria de contenidos digitales, haciéndola más competitiva y abarcando todo el espectro, desde los emprendedores hasta las empresas constituidas. Por otra parte, promueve el uso de software legal entre las compañías”, manifestó la cartera de tecnologías.

De otro lado, luego de la conciliación de la reforma tributaria, se supo que los celulares que valgan menos de $650.000 no tendrán IVA, algo que ha sido interpretado como positivo, pero al tiempo como insuficiente para promover la digitalización y el acceso a terminales que permitan realmente innovar, además de contradictorio frente a medidas como gravar el consumo de datos. “La reducción de los beneficios tributarios actuales para la compra de equipos, sólo permitirá a los colombianos de menores ingresos el acceso a equipos de baja gama que no son los apropiados para la educación del futuro (pues son de baja memoria, procesamiento, etc)”, analizó en su momento la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

Temas relacionados

 

últimas noticias