¿Cómo es la vida digital en Colombia?

Un estudio hecho en 34 países midió el desempeño y la capacidad que tienen, así como sus ciudadanos, para avanzar en la economía digital. Somos segundos en Latinoamérica.

¿Se ha preguntado qué tan productivo para su vida profesional puede ser usted desde el celular que tiene en sus manos? ¿Lo usa más allá de la consulta básica de redes sociales, correo, para llamar y tomar fotos? ¿Es de aquellos que aún desconfían y no hacen transacciones por internet porque siente que le van a robar sus datos y porque no se harán efectivas? ¿Tiene amigos que han montado negocios en la web, pero usted no lo hace porque considera que sus clientes únicamente compran de manera presencial?

Pues si usted hace parte de las personas que aún no han querido entrar al mundo digital o desconocen cómo aprovecharlo, este revelador estudio, llamado Índice de la Vida Digital (TIDL), le podría dar algunas luces e, incluso, cambiar la vida. Se trata del primer documento, con información de 34 países, que logró medir el desempeño y la capacidad que tienen precisamente esos países y sus ciudadanos para avanzar en la economía digital.

Allí se evaluó lo que Telefónica, la multinacional a cargo de la investigación, catalogó como las tres dimensiones: apertura de datos, confianza digital y emprendimiento digital. El primero tiene que ver con el aprovechamiento de la infraestructura para posibilitar el acceso de las personas a internet, el segundo con la privacidad y la seguridad, y el tercero con qué tanto las personas conocen el mundo digital más allá de una cuenta de correo electrónico e internet en su teléfono, si tienen la intención o incluso han creado negocios desde el mundo virtual de la mano de la innovación y soportados, como todo emprendimiento, en un tema financiero.

Así que, teniendo en cuenta estas variables, ¿cómo le fue a Colombia? “Es el país latinoamericano que presenta un rendimiento superior en vida digital, en relación a su PIB”, detalla el documento. “En cuanto a finanzas y empresas digitales, Colombia se sitúa en el segundo puesto de la región”. Y ocupó el tercer puesto de América Latina en “libertad en internet, apertura digital, servicios públicos digitales y conocimiento digital”.

Esto quiere decir, de acuerdo con Alfonso Gtómez Palacio, presidente ejecutivo de Telefónica Colombia, que el país “está considerablemente dotado de los factores necesarios para avanzar en el desarrollo del ecosistema digital local y acelerar todavía más el crecimiento de su Producto Interno Bruto a través de la digitalización”. Colombia se encuentra 9,2 puntos por encima del promedio de América Latina (58,3 puntos) y 1,2 puntos por encima del promedio del índice global (66,3).

Entonces, ¿a qué hay que apuntarle en el país, según el índice? Definir una política nacional de economía digital, masificar el uso de internet para incluir a toda la sociedad, extender los usos productivos de internet más allá de los meramente recreativos, acelerar la incorporación de tecnologías digitales a todos los sectores de la economía y fortalecer los mecanismos de apoyo al emprendimiento digital que permitan hacer de este país un mercado productor de contenidos y aplicaciones digitales.

David Luna, ministro de las TIC, advirtió, durante la apertura de Andicom, al hablar de los retos y de la política digital, que “la economía digital es la nueva economía y por esa razón Colombia tiene que comprender que nos tenemos que subir a este bus o nos deja. Y si nos deja, quienes terminan siendo los afectados son los empresarios y, por supuesto, las empresas, los empleados. Es muy importante la cifra de la reciente encuesta de la Andi, donde se señala que el 78 % de los empresarios están convencidos de que la digitalización los va a afectar o beneficiar, pero sólo el 25 % está haciendo algo al respecto”.

Por eso detalló que “con el Observatorio de la Economía Digital vamos a demostrar qué sector va por buen camino y cuáles necesitan trabajar más. Ahí tenemos el reto más grande. Por eso lo ponemos en marcha con la CRC y todo el sector TIC para que entendamos que es una política pública que aplaude a los sectores que van bien, como salud, financiero, educación, y advertir que hay sectores como manufactura, que necesariamente tiene que digitalizarse. Pensar que porque tenemos productos físicos, como camisas o papa, no tenemos que digitalizarnos es un error”.

El sector de la tecnología y las telecomunicaciones en Colombia se calcula hoy en 4.000 empresas y 70.000 puestos de trabajo, vende un poco más de $8 billones y aporta algo más del 1 % del PIB. Se espera que más temprano que tarde aporte el 5 % del Producto Interno Bruto colombiano, confirmó Luna, eso si se logran superar obstáculos como el de la consecución de talento.

El funcionario recordó que el número de teletrabajadores en el país ha aumentado en 200 %: “Ya son 95.000, una cifra cercana a los 120.000 que son la meta”. Y el número de empresas que permiten teletrabajar ha aumentado en 60 %. Eso tiene mucho que ver y está fundamentado en la tecnología. Pero el reto enorme está en el talento. “Seguimos teniendo un déficit de ingenieros, técnicos y tecnólogos asociados a carreras TI. La buena noticia es que en la última convocatoria que hicimos de becas TI fueron seleccionados más de 2.000 colombianos que van a estudiar carreras técnicas y profesionales a cargo 100 % del Estado”.