La violencia se toma el paro camionero

El Gobierno cree que la manifestación de los transportadores en Boyacá pudo tener relación con el accidente automovilístico que tuvo el Gobernador de ese departamento.

De acuerdo con Presidencia, el conductor murió tras el accidente. /Cortesía

El paro de camioneros en Colombia sí que se está pasando de castaño a oscuro. Ya no solo hay miedo dentro de los mismos transportadores que quieren viajar pero que han sido amenazados por parte de sus compañeros, de los viajeros en bus intermunicipal que se han visto afectados cuando les lanzan piedras desde los lados de la carretera, sino que ya cobra fuerza la teoría de que el accidente que tuvo el Gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, pudo ser causado, al parecer, por obstáculos en la vía que pusieron los manifestantes del gremio camionero en las vías de ese departamento. (Lea: Gobernador de Boyacá sufre grave accidente)

El secretario general de la Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, fue enfático en su declaración: “Hemos recibido información en la mañana sobre un accidente acontecido en carretera del departamento de Boyacá al Gobernador de ese departamento y a su comitiva. En una zona donde había concentraciones relacionada con el paro camionero. No conocemos detalle sobre ese accidente, hay versiones muy serias que dicen que pudo tener relación con actos vandálicos, probablemente iniciados por miembros de la cruzada camionera, y hasta tanto no se verifiquen los detalles, se han tomado la decisión de suspender la mesa de negociación con la cruzada camionera. Este es un acto vandálico adicional a los que han venido ocurriendo en otros lugares del país, en el departamento de Nariño, Boyacá y Antioquia. El Gobierno continúa con la plena disposición de lograr soluciones concertadas con todos los sectores del país, pero no permite vías de hecho y afectaciones al bienestar y la seguridad de la población colombiana. Llevamos más de 35 días en un diálogo abierto y generoso con los camioneros, hemos hecho propuestas concretas para solucionar problemáticas, pero hemos encontrado intransigencia por parte de los interlocutores. Esperemos poder aclarar las circunstancias lamentables y si es el caso poder continuar con los diálogos. Hacemos un llamado para que cese cualquier acción vandálica”.

Los camioneros aseguran que lo que el Gobierno quiere es dilatar la negociación porque donde “ocurrió el accidente no hay concentración”, y lanzaron la que para ellas podría ser la causa del accidente: “la escolta iba en contravía”, advirtieron en declaraciones a la salida de la negociación. Por su lado la ministra de Trabajo, Clara López, advirtió que la protesta es legal, pero que deben cesar las vías de hecho.

Sin embargo el director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, el general Ramiro Castrillón, soltó más detalles. “El reporte que tenemos es que la caravana iba a una reunión con líderes del sector camionero a buscar acercamientos para evitar pacíficamente los bloqueos de Duitama y en Sogamoso. La información que tenemos es que alguien de la concentración arrojó una piedra contra el vehículo,  pierde el control, se estrella contra un bus y el conductor queda atrapado. Las otras cinco personas heridas fueron trasladadas a Tunja, incluido el Gobernador”.