Volkwagen acepta pagar hasta US$14.700 millones por escándalo por motores diésel

Cada propietario de estos vehículos con indicadores de emisiones adulterados podrá recibir indemnizaciones en efectivo de hasta US$10.000, o podrá revender su vehículo a la empresa.

Este compromiso aún deberá ser sometido a la aprobación de la justicia estadounidense el 26 de julio. /Bloomberg.

El gigante automotor alemán Volkswagen aceptó pagar hasta US$14.700 millones en Estados Unidos para tratar de cerrar los litigios a raíz del espectacular escándalo por sus motores diésel, que hizo caer sus ventas y abolló su reputación.

"Este compromiso parcial marca una importante primera etapa para que Volkswagen rinda cuentas por una violación de sus obligaciones legales y de la confianza del público", mencionó Sally Yates, funcionaria del Departamento estadounidense de Justicia.

Por este plan, los propietarios de unos 480.000 vehículos de Volkswagen con motor diésel tendrán la posibilidad de revender esos automóviles a la empresa-o hacerlos reparar enteramente.

En cualquier hipótesis, cada propietario podrá además recibir indemnizaciones en efectivo que podrían llegar a los US$10.000.

El valor de esos vehículos a ser recomprados serían los de septiembre pasado, antes del estallido del escándalo que se inició en Estados Unidos y se extendió a otros países.

Solo por concepto de indemnizaciones, la factura llegaría a los US$10.033 millones.

Además, se deben sumar otros US$2.700 millones que Volkswagen deberá desembolsar para "remediar integralmente" las emisiones de gases contaminantes de sus automóviles en Estados Unidos.

Separadamente, el grupo automotor busca un acuerdo por US$603 millones con 44 estados de Estados Unidos, así como con el Distrito de Columbia (donde está situada Washington) y Puerto Rico.

De acuerdo con autoridades estadounidenses, los motores diésel de Volkswagen emiten 40 veces más gases contaminantes que los niveles autorizados, aunque un programa instalado en esas unidades falseaba los resultados de las mediciones de esas emisiones.

"El compromiso anunciado en la jornada restablece las protecciones que Volkswagen ha violado de forma flagrante", dijo en conferencia de prensa Gina McCarthy, de la agencia federal de protección al medio ambiente.

El gigante automotor (que engloba marcas como Audi, Volkswagen y Porsche) también se compromete a contribuir con unos US$2.000 millones a fondos de promoción de automóviles con emisión cero.

Este compromiso aún deberá ser sometido a la aprobación de la justicia estadounidense el 26 de julio, indicó un portavoz de Volkswagen en Estados Unidos.

Se trataría de uno de los mayores acuerdos alcanzados por una empresa en Estados Unidos, después del entendimiento por US$246.000 millones concluido en 1998 por la industria de tabaco y el acuerdo por más de 20.000 millones con BP ante la marea negra de 2010.

Primer paso

En un comunicado, el grupo alemán se comprometió a respetar los compromisos y señaló que el acuerdo marcaría un "importante primer paso".

"Sabemos que todavía tenemos mucho trabajo por hacer para recuperar la confianza del público estadounidense", admitió el titular del grupo, Matthias Müller.

En este sentido, la analista Jessica Caldwell estima que VW "aún tiene un largo camino por delante para reparar su reputación".

No obstante, las preocupaciones judiciales de Volkswagen no llegarían a su fin con esto en Estados Unidos.

En efecto, el grupo aún está al borde de ser objeto de una investigación penal y todavía debe responder por el trucaje de motores en unos 100.000 vehículos de tres litros de cilindrada y que no están incluidos en el compromiso divulgado este martes.

VW admitió haber introducido trucos para falsear resultados de las emisiones en unos 11 millones de sus automóviles diésel, y enfrenta una cascada de procesos en varios lugares del mundo, especialmente en Europa.

El escándalo costó a VW en 2015 su primera pérdida neta en más de 20 años y se tradujo en la caída de 20% de su número de negocios en el primer trimestre.

A pesar de ello, VW aún se disputa con Toyota el puesto de número uno mundial en ventas.
 

Temas relacionados