Wall Street abre con pérdidas y el Dow Jones baja el 0,70 %

El índice compuesto del mercado Nasdaq bajaba un 0,48 % (-18,46 puntos) hasta los 3.789,29.

Wall Street abrió con pérdidas importantes y el Dow Jones de Industriales caía el 0,70 %, motivado por la falta de avances en el bloqueo político de Washington, que amenaza con dejar a Estados Unidos en suspensión de pagos.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice perdía 106,09 puntos y se situaba en 14.966,49, de forma que se situaba en los niveles más bajos en un mes, incluso si había suavizado algo la fuerte caída de los primeros minutos, en los que llegó a desplomarse casi un 1 % en apenas tres minutos.

El selectivo S&P 500 perdía un 0,60 % (-10,10 enteros) para colocarse en los 1.680,40, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq bajaba un 0,48 % (-18,46 puntos) hasta los 3.789,29.

Los mercados abrieron hoy con un temor acrecentado, tras las declaraciones de responsables políticos del pasado fin de semana, a que la disputa entre la Casa Blanca y la oposición republicana sobre el presupuesto no permita elevar el techo de deuda del Gobierno federal y genere una suspensión de pagos del país.

La suspensión de pagos, que se produciría en torno al próximo día 17, supondría un golpe mucho más duro para la economía estadounidense, según han advertido tanto el Fondo Monetario Internacional como el propio Departamento del Tesoro y analistas.

Casi todos los valores del Dow Jones registraban pérdidas, encabezados por Visa (-1,52 %), American Express (-1,72 %) y Walmart (-1,37 %),

En el lado opuesto, los gigantes de las telecomunicaciones ATT (0,71 %) y Verizon (0,51 %) protagonizaban los únicos incrementos en el índice.

Fuera del Dow Jones, Apple subía un 1,82 %, mientras que Amazon caía un 1,44 % y Yahoo! perdía un 0,95 %.

En otros mercados, el petróleo de Texas se contagiaba del ambiente de la bolsa y aumentaba sus pérdidas al 1,71 % para pasar a cotizarse a 102,07 dólares por barril, mientras que el euro subía hasta 1.322,60 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años bajaba marginalmente hasta el 2,615 % y el euro seguía ganando posiciones frente al dólar, de forma que se cambiaba a 1,3554 dólares