Wall Street, de nuevo cuesta abajo

El estatismo en las negociaciones para un acuerdo hace temer que el 17 de octubre tampoco haya acuerdo.

AFP

Pérdidas en Wall Street sigue siendo la traducción en lenguaje bursátil del cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos y el martes el Dow Jones de Industriales se dejó más de un punto porcentual, en concreto 1,07 %, mientras espera impaciente el desbloqueo de una situación que cuenta ya su octavo día.

Las pérdidas respondieron a esa lógica de "más que ayer pero menos que mañana" y el martes los tres índices superaron la tendencia bajista del lunes. El Dow Jones, con las treinta empresas que lo forman, restó 159,71 puntos hasta 14.776,53 unidades, mientras S&P 500 retrocedió el 1,23 % y el tecnológico Nasdaq se llevaba la peor parte, cayendo un 2 %.

El estatismo en las negociaciones para un acuerdo hace temer que el 17 de octubre tampoco haya acuerdo entre demócratas y republicanos para elevar el techo de la deuda estadounidense, situación que puede desembocar en la suspensión de pagos del país.

Mientras la Administración federal continúa cerrada parcialmente por octavo día consecutivo, las novedades del martes aportaron poca claridad y, en consecuencia, más incertidumbre a los inversores.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se limitó a describir esa hipotética suspensión de pagos como algo "insensato, catastrófico, caótico" y con los efectos de una "bomba nuclear", lo cual no animó a los inversores a detonar una tendencia alcista.

Tampoco colaboraba un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que redujo en tres décimas, hasta el 2,9 %, su previsión de crecimiento de la economía mundial para 2013.

Y, mientras los datos públicos de EE.UU. siguen sin salir por la suspensión del empleo y sueldo de los funcionarios de las oficinas y departamentos federales, Wall Street se tendrá que conformar con los datos del sector privado.

Este martes era la principal fabricante de aluminio de Estados Unidos, Alcoa, la encargada de inaugurar tras el cierre de los mercados la temporada de resultados empresariales de otoño, aunque esta empresa dejó de formar parte del índice Dow Jones.

En el índice de referencia, las pérdidas volvía a encabezarlas la recién llegada Visa, que descendía más de un 2 %, seguida del banco JPMorgan, el grupo informático IBM y la química DuPont, lo que convertía a todos los sectores en vulnerables a las caídas.

Saliéndose de la tendencia general, el gigante minorista Walmart lideró los avances con un 1,43 %, seguido del fabricante de productos de higiene y para el hogar Procter & Gamble y la multinacionales Coca-Cola.

Las empresas tecnológicas que cotizan en el mercado Nasdaq tampoco vivieron una buena jornada. La red social Facebook, que celebrara hace pocas semanas su recuperación y su solidez, se desplomó el 6,68 %, superando con mucho a las pérdidas aun así también notables de Yahoo, por encima de los tres puntos porcentuales, o Amazon por encima de los dos.