Ya está la plata, ahora a trabajar

El ministro de Transporte, Germán Cardona, tiene el reto de dotar al país de infraestructura para atender los tratados de libre comercio.

La lluvia de críticas al ministro de Transporte, Germán Cardona, por no tener listas las obras de infraestructura para atender el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, parece agudizarse con la llegada de la segunda ola invernal.

Pese a que Cardona anunció que ya tiene en el bolsillo $3,1 billones para arrancar con las 19 obras de los correderos arteriales, vías vitales para el desarrollo de la economía, las lluvias podrían cambiar los planes del ministro de iniciarlas en lo que resta de este mes.

El invierno no cede pero Cardóna dice que lo que estamos viviendo estaba previsto, razón por la cual no se muestra preocupado, ya que los recursos están listos para emprender las obras .

El funcionario señaló que se destinarán $6,4 billones para atender la infraestructura del país, de los cuales $4,6 billones irán a los corredores arteriales, entre los que se encuentran la doble calzada entre Bucaramanga y Cúcuta, en el lugar llamado Cuesta Boba; Bogotá-Buenaventura, específicamente entre Loboguerrero y Buenaventura, en altos de Zaragoza, Triana y Cisneros.

Además, $1,2 billones serán para el mantenimiento de transversales y troncales y el resto a la culminación del Plan 2.500.

Adicionalmente, Cardona señaló que se pondrá en marcha un programa para el mejoramiento de vías terciarias, para lo cual cuenta con $400 mil millones. Con esta iniciativa los gremios como Fenavi, Fedepalma, Fedecafé y la SAC, entre otros, tendrán activa participación.

Frente a una posible salida de la cartera, el funcionario señaló que hasta el momento no le han dicho nada y que por eso mantendrá su posición de tener diseños definitivos para la iniciación de otros proyectos, razón por la cual ha sido criticado en este primer año de su mandato.

La idea es poder pasar de 5.000 a 11.000 kilómetros de doble calzada, lo mismo que ocurrió con España cuando ingresó a la Unión Europea, que no tenía las vías indicadas y eso es lo que va a pasar con nuestro país, vamos a dotar a Colombia de la infraestructura, pero sin problemas en su ejecución, recalcó.

El país no puede seguir construyendo sin diseños, ya que nos exponemos a seguir repitiendo la historia de obras como las de Commsa y otras más, puntualizó.