'Ya existen acuerdos suscritos con las Farc'

Tras una reunión entre los industriales y el presidente Santos, el constructor señaló que el mandatario habló de un panorama alentador en materia de diálogos de paz.

El presidente Juan Manuel Santos estuvo reunido ayer con un grupo de empresarios y varios de sus ministros.  / SIG
El presidente Juan Manuel Santos estuvo reunido ayer con un grupo de empresarios y varios de sus ministros. / SIG

Por primera vez desde noviembre del año pasado, cuando se iniciaron los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc, en La Habana, el presidente Juan Manuel Santos ha empezado a hablar de “acuerdos suscritos” entre las partes.

Así se desprende de una declaración dada anoche por el empresario de la construcción Pedro Gómez, al término de un encuentro entre representantes de la industria y el primer mandatario, en la Casa de Nariño.
“Nos informó que ya hay acuerdos, inclusive suscritos, de manera que el proceso va muy positivamente, eso es una maravilla y nosotros le dijimos que puede contar con el apoyo de los empresarios”, dijo Gómez.
El comentario es coherente con las más recientes declaraciones del presidente Santos en la materia. El miércoles pasado en Medellín, había manifestado que las cosas en La Habana van por tan buen camino, que sería posible concluir los diálogos de paz “en meses” si se continúa al actual ritmo de trabajo en las mesas de negociación con las Farc. Y afirmó: “Estoy empeñado en dejar el Gobierno cuando pueda decir: tenemos paz”.

Cómo impulsar la industria

Al igual que los gremios del agro, que esta semana se reunieron a puerta cerrada con el presidente Santos buscando nuevas medidas que protejan al sector, los empresarios acudieron a la Casa de Nariño con una propuesta similar: un conjunto de decisiones que les permita sobrevivir a la apreciación del peso, a la baja demanda del mercado local y mejorar las condiciones de acceso a las materias primas.

No es la primera vez que la industria acude a la intermediación del Gobierno, pues de él ha recibido rebajas arancelarias con el objetivo de reconvertir el sector y mejorar su competitividad. Recientemente, Santos firmó el Decreto 0074 de 2013, con el cual añadió mayores controles a la importación de textiles y calzado.

La Alta Consejera para la Gestión Pública, Crane Arango, tras la reunión, contó que “lo que se logró fue un acuerdo de trabajar para construir un paquete de medidas que le den un impulso al sector productivo. Son medidas que van a tener distintos componentes. Un paquete que va a tener elementos fiscales en el que el Ministerio de Hacienda se va a meter la mano al bolsillo”.

Añadió que “el tema de revaluación hay que compensarlo con reducción de costos logísticos” y contó que el Gobierno se sentará a concertar con los industriales. “Vamos a hacer mesa de trabajo sobre contrabando para realizar un plan de choque con una colaboración entre sector privado y aduanas”.
“Habría que comprar más dólares por parte del Banco de la República y aumentar las reservas internacionales. También necesitamos decisiones como plazos a la entrada de capitales extranjeros, para que tengan un horizonte mínimo de inversión y no alteren la tasa. Podría ser de tres años”, aseguró Luis Gustavo Flórez, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam).

Estas peticiones no están alejadas de la realidad. Aunque no se conoce el crecimiento de la economía durante el cuarto trimestre del año pasado, el Banco de la República indicó que la industria colombiana continuó por su senda de contracción, mientras que las encuestas hechas al comercio dan señales de expansión. Entre tanto, según los cálculos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), la producción del sector creció apenas 0,7% en 2012.

En su Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de diciembre de 2012, el gremio registró que la tasa de cambio, con el 21%, es el indicador que más preocupa a los empresarios a la hora de encarar su actividad a mediano plazo. Asimismo, la disponibilidad de materias primas (20,2%) y la demanda interna (18,8%) fueron los factores que le quitaron el sueño al sector.

Como medida para frenar la revaluación, las compras de dólares por parte del Banco de la República superan los US$30 millones diarios, lo que en días pasados tuvo la tasa de cambio por encima de los $1.800. De igual manera, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, confía en que esta estrategia conducirá a que el dólar continúe subiendo durante los próximos meses para beneficio de la industria.