Ya son 80 las muertes reconocidas por defecto de sistema de ignición de General Motors

El defecto fue detectado en unos 2,6 millones de vehículos producidos por diferentes marcas.

El fondo de compensación establecido por General Motors (GM) a raíz de un defecto en el sistema de ignición de algunos de sus vehículos ha reconocido hasta ahora 80 de las 475 reclamaciones por fallecimiento recibidas.

El fondo señaló en su último informe, dado a conocer este lunes, que de las 475 reclamaciones de indemnización por fallecimiento computadas, 80 han sido declaradas elegibles y recibirán la compensación mientras que 172 son inelegibles, 105 deficientes, 91 están bajo revisión y 27 no presentaron documentación de apoyo.

Además, el fondo ha recibido 289 reclamaciones por lesiones de extrema gravedad y 3.578 peticiones por lesiones menos graves que causaron hospitalización.

De estos totales, el fondo ha declarado como elegibles 11 reclamaciones por las lesiones más graves (como tetraplejia, paraplejia, amputaciones dobles de extremidades, daño cerebral permanente o quemaduras graves).

De las lesiones menos graves que causaron hospitalizaciones, el fondo ha aprobado 137 reclamaciones.

El defecto detectado en unos 2,6 millones de vehículos producidos por diferentes marcas de General Motors hace una década provoca el apagado repentino e involuntario del vehículo, lo que supone también la desconexión de sistemas de seguridad como el de airbag.

GM ocultó durante años ese fallo, pero en febrero de 2014 reconoció que más de dos millones y medio de vehículos sufrían el problema y que al menos 13 personas habrían muerto en Norteamérica a consecuencia del defecto.

Tras una investigación interna para determinar las causas del defecto y de su ocultación, GM estableció un fondo de compensación para víctimas administrado por Kenneth Feinberg, un abogado especializado en programas de compensación de casos como el de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU.

Feinberg anunció el año pasado que las reclamaciones por fallecimiento aprobadas por el fondo recibirán una compensación de un millón de dólares.

Pero las normas establecidas por GM señalan que las personas que se acojan al fondo renunciarán a cualquier acción judicial contra la compañía.