Acuerdo entre maestros y Gobierno

Se pactó un ajuste gradual de salarios del 12%, crear una defensoría del usuario del sistema de salud y mantener la evaluación docente pero con modificaciones.

El Ministerio de Educación y Fecode llegaron a un acuerdo que puso fin al paro de maestros. /Defensoría del Pueblo
“Creemos que la negociación se dio en medio de un ambiente un poco tenso pero respetuoso”, contó Luis Grubert, presidente de Fecode, pocas horas después de anunciar el fin del paro de maestros que comenzó el pasado 22 de abril y que finalmente obligó al Gobierno a replantear una parte de su política educativa para los próximos cuatro años.
 
Grubert, como el resto de la dirigencia de Fecode, se siente satisfecho de haber logrado este acuerdo. Pero al mismo tiempo se muestran un tanto incomprendidos pues un porcentaje considerable de maestros rechazó lo pactado. Ese grupo cree que era posible haber presionado un poco más la línea salarial.
 
El acuerdo consta básicamente de cuatro puntos. En el primero, relativo a la evaluación docente, el Gobierno y Fecode acordaron reformar la actual evaluación de competencias, pero mantenerla como un requisito de ascenso y reubicación salarial. Por tratarse de un tema tan complejo y técnico, ambas partes decidieron crear una comisión que estudiará los elementos que deben reformarse. 
 
En cuanto a la nivelación salarial, el otro gran reclamo de los maestros, se pactó un incremento salarial del 12%. De este porcentaje se deben descontar el punto que se incrementó el año pasado y el de este año. Los 10 puntos extras se aumentarán gradualmente bajo el siguiente cronograma: para 2016, dos puntos; 2017, dos puntos; 2018, tres puntos, y 2019, tres puntos.
 
Un grupo que se verá muy beneficiado es el de los maestros mejor escalafonados. El acuerdo dice que a todos los docentes del grado 14 se les reconocerá una bonificación, no constitutiva de salario, correspondiente al 10%, y de 15% para el año 2017. También recibirán una bonificación por valor de un mes de su salario al momento de pensionarse. 
 
En cuanto a los reclamos relativos al mal servicio de salud, las medidas son por ahora más discretas por tratarse de un problema crónico y complejo. El magisterio creará la figura del defensor del usuario de los servicios de salud y se realizará un proceso más riguroso para elegir a los prestadores del servicio.
Por último, el Ministerio de Educación se comprometió a financiar unos juegos deportivos del magisterio, así como a realizar aportes por $1.000 millones en 2016 y $1.500 millones en 2017 para la realización de “encuentros culturales y folclóricos” por parte del magisterio. 
 
Grubert dice que ahora viene una tarea pedagógica para explicarles a los más de 300.000 maestros del país los puntos del acuerdo.  
Tras el acuerdo, la ministra de Educación, Gina Parody, comentó en una rueda de prensa que “este acuerdo nos debe permitir trabajar juntos en los retos que tiene el país, como la jornada única, nueva infraestructura y la obligatoriedad de estudiar hasta el grado 11. La magia de la educación se produce en el salón de clases, por eso el presidente Santos se comprometió a generar esta nivelación salarial”.

 

últimas noticias