Alberto Uribe va por un quinto período

El Consejo Superior de la U. de Antioquia tendrá que decidir si permite que el actual rector continúe en el cargo o le abre camino a un nuevo liderazgo.

Alberto Uribe es médico cirujano y especialista en dermatología de la U. de Antioquia. /Archivo

En la consulta entre profesores, egresados, estudiantes, empleados, jubilados y trabajadores oficiales de la Universidad de Antioquia podían votar un total de 127.544 personas. Apenas lo hicieron 5.302. El ganador una vez más fue el actual rector, Alberto Uribe, pero sólo con 1.787 votos. Con esta victoria en el bolsillo, Uribe espera la votación definitiva que tendrá lugar hoy en el Consejo Superior de la Universidad.

Alberto Uribe fue rector encargado en 2002 y 2003. Desde entonces ha gobernado la segunda universidad más grande del país, con una mezcla de laboriosidad y sagacidad que le ha permitido mantener el apoyo de fuerzas políticas antioqueñas, así como el de grupos de poder dentro de la misma institución. Ha jugado tan bien el ajedrez político, que en la última reelección logró quedarse con la principal silla de la universidad a pesar de la oposición que hizo el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo.

Si gana hoy, Uribe comenzará su quinto período como rector de una universidad pública. Una rareza entre los gobiernos de universidades públicas colombianas. A veces son los mismos estatus los que limitan la reelección más allá de un período o simplemente atornillarse a la silla de la rectoría es una costumbre mal visto por la comunidad académica.

Uno de los primeros en cuestionar esta quinta reelección ha sido el profesor de literatura Pablo Montoya Campuzano. En una carta pública, Montoya dice: “No piense que su candidatura me ha provocado la impresión de que usted es un hombre infatigable e invencible y digno de admiración. Al contrario, lo que concluyo de usted es que es un político con suficiente sed de poder como para que impida que surja el humanista transformador, y no el científico tecnócrata, que la universidad urge para enfrentar estos difíciles tiempos actuales”.

Más adelante, Montoya le pregunta a Uribe: “¿No le basta con haber dirigido la universidad durante nueve años? ¿No cree que ya es tiempo de que usted descanse y nos permita a nosotros la posibilidad de otra opción? ¿No cree que la universidad es un espacio comunitario en el que es fundamental que las nuevas generaciones tomen las riendas de su administración?”.

Anticipándose a lo que pueda ocurrir en el Consejo Superior hoy, el exmagistrado y exprofesor de la universidad Carlos Gaviria comentó que si Uribe se atrevió a postularse para un quinto período era porque ya tenía asegurados los votos. De hecho, en una entrevista con La FM en enero de este año, Uribe respondió: “Hay una presión muy grande para lanzarme de nuevo a la rectoría”.

Un exfuncionario del Ministerio de Educación le dijo a El Espectador que una de las cualidades de Alberto Uribe Correa es que trata de no polemizar y “mantiene a todos más o menos contentos y satisfechos”, a grupos de profesores, a los empresarios, a los políticos locales, a agremiaciones universitarias. Y aunque considera que Uribe ha hecho una buena gestión, cree que “tanto tiempo no es conveniente. Lo que es conveniente es la continuación de una política exitosa”.

Ramiro Velásquez, periodista del periódico El Colombiano y quien hace seguimiento a los temas educativos, cree que Alberto Uribe ha logrado mantenerse en la rectoría porque ha mantenido una gran influencia y poder sobre el Consejo Superior. “En términos generales ha sido un buen rector”, dice Velásquez, aunque su liderazgo fue más claro en los primeros años frente a la rectoría. El desgaste político y el no haber resuelto algunos problemas internos han hecho que en el último período haya perdido protagonismo tanto en la universidad como en la ciudad y la región.

Por ahora, las cábalas dentro del Consejo Superior apuntan a que Uribe volvería a ganar con cinco de los nueve votos posibles. El principal contendor de Uribe es el economista Mauricio Alviar Ramírez, Ph.D en Economía Agrícola y Recursos Naturales, quien obtuvo entre los profesores la segunda votación más alta y en la elección pasada se ganó la simpatía del gobernador Sergio Fajardo. Como en cualquier elección, cualquier cosa puede pasar de puertas para adentro.

 

pcorrea@elespectador.com 

 

últimas noticias

¿Se enseña para innovar?

Clases al parque