Aprueban regalías por $2 billones para la educación del país

El presidente Iván Duque aprobó el presupuesto de regalías, estimado en $24 billones, de los cuales, $2 billones se destinarán para diversas actividades de las instituciones de educación superior del país.

La Ley contempla inversiones en infraestructura y promoción de la investigación en el país.Pixabay

El pasado 6 de diciembre, l plenarias del Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto Bienal de Regalías por $ 24,2 billones para los años 2019-2020. Esta tarde, el presidente de la República, Iván Duque, le dio el visto bueno a la ley, que destinará $2 billones para las instituciones de educación superior del país.

De acuerdo con la Ley, que entrará en vigencia el próximo año, $1 billón se invertirá en infraestructura física en las Instituciones Públicas de Educación Superior. Habrá $250 mil millones para el fortalecimiento institucional y de las capacidades de investigación de las universidades públicas, un monto equivalente para otorgar becas de excelencia doctoral y $500 mil millones destinados a la educación básica, informó el Ministerio de Educación.

Con esta Ley, el Fondo de Ciencia y Tecnología pasará de $1,1 billones a tener $2,1 billones

La región del país en la que más se incrementó la asignación de regalías fue en la centro-sur, en donde los recursos pasaron de $1,4 billones a $2,3, es decir, un incremento del 60%. Las segundas más beneficiadas fueron centro-oriente, que recibió 55% más presupuesto (3,1 billones), y Pacífico, que también incrementó su monto en un 55%, pues pasó de 1,9 billones de pesos a $3,0.

Adicionalmente, la ley de Regalías incluyó un monto de $1,9 billones para proyectos de paz; es decir, cuatro veces más que en el período anterior, cuando el presupuesto por esta cartera fue de $511 mil millones.

Eso sí, incluyó una polémica medida que fue sumamente criticada por la oposición. Ese apartado de la Ley, llamado “Obras por Regalías”, contempla que las empresas que realizan actividades de exploración y explotación, pueden, en lugar de desembolsar esos recursos, formular y ejecutar, proyectos “que beneficien el desarrollo regional”, junto a autoridades locales. El valor de esas obras se les descontará de sus obligaciones tributarias.