Así influye la formación laboral al futuro de tu carrera profesional

Noticias destacadas de Educación

¿Sabías que el papel de tu empleador en la enseñanza es fundamental para conseguir tus metas y la excelencia laboral?

Aprender a trabajar en equipo, a manejar el estrés, a liderar grupos, a desarrollar estrategias creativas y a estimular las competencias de cada persona, es el objetivo de los programas de formación corporativa.

Esta tendencia pretende que el personal esté mejor capacitado y sea más competitivo en el sector productivo. De ahí la necesidad de complementar la formación académica con la laboral, y aunque antiguamente ya se desarrollaba un modelo de aprendizaje basado exclusivamente en los cursos de formación, hoy en día las empresas se han adaptado a las nuevas tecnologías y por ende nuevas herramientas de aprendizaje.

El mercado y los mismos jóvenes les han exigido a las organizaciones expandir las oportunidades laborales, así como contribuir a la reducción de la exclusión social. Por esto la formación profesional ahora es concebida como un hecho laboral, tecnológico y educativo, en el que se vinculan temas como productividad, competitividad, manejo de salarios, salud ocupacional, seguridad y equidad social. (También puedes leer: Los ninis, una generación que necesita más oportunidades laborales y educativas)

En miras a tener una mejor productividad, McDonald’s, la franquicia de restaurantes más reconocida del mundo, ha convertido su programa de formación corporativa en un modelo en el que los jóvenes empleados se pueden formar en habilidades tanto técnicas como blandas.

“En los jóvenes es necesario desarrollar al máximo su talento. Por eso en Arcos Dorados creamos el modelo de aprendizaje 70:20:10. 70 es el porcentaje de tiempo que pasa una persona en el aprendizaje de campo, es lo que aprende de sus experiencias, del jefe, del día a día. El 20 es la retroalimentación que tienen por parte de los jefes y el 10 la parte académica de las capacitaciones que reciben”, explica Luisa Rivero, Directora de Entrenamiento, Aprendizaje y Desempeño en McDonald’s.

Su labor adquiere protagonismo en nuestro país por ofrecerle herramientas educativas a los jóvenes sin condicionarlos. Para Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, en Colombia hay dificultades en materia de cláusulas, puesto que un empleado que se forma difícilmente puede luego irse de la empresa. Es decir, “lo que la organización busca es no perder la inversión condicionando al empleado a permanecer en la compañía por un tiempo determinado”.

Comienza tu formación desde el primer día

El programa de formación de McDonald’s empieza desde el primer día que se ingresa a la compañía. Aquí se alternan la teoría con la práctica, y se ofrece un amplio conjunto de herramientas para apoyar la formación del empleado.

“Nuestros programas de formación están enfocados en las competencias blandas, que se refiere a la inteligencia emocional, y en promover los talentos que tenemos dentro de la compañía, por eso los dividimos en dos partes: una que está asociada a los restaurantes y otra al staff que trabaja en la parte administrativa. En lo que más nos enfocamos es en el trabajo en equipo, liderazgo tridimensional y finanzas para no financieros”, comenta Rivero.

En programas como ´Talento para Talentos´, los cursos son dirigidos por una persona del staff que previamente ha sido capacitada y en esta oportunidad puede compartir sus conocimientos con otros, ya sean gerentes de restaurantes o jóvenes que apenas están ingresando a la compañía. (Te sugerimos leer: Estudiar y trabajar al tiempo, ¿cómo influye un horario flexible en el proceso?)

Este modelo de formación continuo es desarrollado con la colaboración de la McDonald’s University (HU). Siendo esta una de las primeras universidades corporativas del mundo y la primera del sector de restaurantes, su principal objetivo es formar a sus empleados y brindar las condiciones necesarias para la construcción de sólidas carreras, por lo que personas del staff de Colombia viajan a la sede ubicada en Brasil, operada por Arcos Dorados, para recibir capacitaciones durante un tiempo determinado.

“En Colombia tenemos restaurantes que llamamos centros de entrenamiento, cuando uno de nuestros chicos es promovido o ingresa a la compañía pasa por allí para aprender lo técnico. Por ejemplo, si un gerente de restaurante es ascendido entra a un curso de fianzas para aprender todo lo necesario y luego entra a un curso de liderazgo en el que se le explican temas como el pensamiento sistémico. Para nosotros es importante que todos los empleados pasen por el restaurante porque este es el lugar donde interactuamos con nuestros clientes y ahí es donde más aprendemos”, dice la Directora de Entrenamiento, Aprendizaje y Desempeño en McDonald’s.

Para qué sirve la formación corporativa en los jóvenes

El joven que trabaja en compañías en las que se está en un constante proceso de aprendizaje puede adquirir mayor compromiso hacia su trabajo, ya que encuentra mayor motivación por la actividad que realiza y todo lo que aprende en el primer empleo se convierte en las bases de su desempeño profesional futuro.

“El mayor desafío que tienen las empresas que cuentan con programas de formación es que las personas los aprovechen. Para esto es necesario que los jefes conozcan la importancia de las capacitaciones y sepan que en un corto plazo tendrán un retorno de esa inversión en resultados y desempeño”, finaliza Luisa Rivero.

Comparte en redes: