Para aventureros

La Universidad Autónoma de Barcelona ofrece esta especialización única en el mundo. No sólo está dirigida a periodistas, también a profesionales del turismo y a quienes son o aspiran a convertirse en viajeros profesionales.

En la vida hay cosas que se aprenden a punta de experiencia, saberes que ninguna institución enseña por, aparentemente, no tener un perfil profesional definido o un aporte significativo para la sociedad. Al menos así era hace algunos años, cuando medicina, derecho y contaduría, con sus respectivas especializaciones, se habían convertido en las protagonistas del mundo académico. Con el tiempo, sin embargo, son más las universidades que incluyen programas únicos dentro de su oferta educativa.

Es el caso de la Universidad Autónoma de Barcelona, que desde hace cinco años abrió el máster en periodismo de viajes, perfecto para quienes quieren descubrir la manera de contarle al mundo sus aventuras en nuevas tierras. Si bien su nombre señala que se trata de una especialización para periodistas, la institución aclara que también está dirigida a “otras personas interesadas”, dentro de las que están desde guías turísticos, responsables de comunicación, relaciones públicas y marketing de empresas del sector, hasta viajeros empedernidos que quieren tener otro argumento para demostrar que son verdaderos expertos en la materia.

Prueba de ello es el plan de estudios de la maestría. Dentro del ámbito periodístico se encuentran materias como Narrativa de viajes, Técnicas avanzadas de producción periodística en audiovisuales y Ciberperiodismo y viajes 2.0, pensadas para producir contenidos impresos, en audio, video o multimedia para el caso de quienes publican en la web. Junto a estas se alinean otras como Viajes, descubrimiento y aventura; Turismo, gestión cultural y estudio de casos: asociaciones, instituciones y ONG; y Geografías, culturas del mundo y viajeros, componente interdisciplinar que, además de ayudar a comprender a fondo los destinos visitados y generar contenidos diferentes a los que resultan como fruto del turismo convencional, también se presenta como herramienta para dar a conocer lugares diferentes, impulsar economías y preservar patrimonios.

Al pénsum, de un año de extensión, se suma una práctica de nueve días en un lugar fuera de España, como Marruecos. Así lo hizo Diana Melo, bloguera bogotana de Lineasviajeras.com, quien cursó el programa en 2014 e hizo la travesía por estas tierras africanas. “Este es el trabajo final de la maestría y los resultados pueden plasmarse en textos, videos, audios o una combinación de todos”. Por supuesto, esta no debe ser la única salida que se realiza durante el año de estudios; después de todo se trata de una maestría en viajes.

Para cursarla sólo se exige como requisito un título profesional de 180 créditos o su equivalente, presentar la hoja de vida y una carta de motivación, prueba reina de que el aspirante es un apasionado de los viajes y alguien dispuesto a hacer un turismo diferente, aplicando técnicas de orientación y supervivencia en escenarios naturales para así poder contarlos a fondo.

El costo de la maestría es de 4.050 euros, aproximadamente $13 millones, aunque la UAB ofrece becas y varias facilidades de financiación. Sólo hay 50 cupos anuales, así quees momento de ponerse las pilas para que no los deje el avión.