Colombia Diversa desmiente haber recibido dinero por elaborar cartillas sobre educación sexual

La organización, así como el Mineducación, respondió al senador Orlando Castañeda, quien las acusa de firmar un contrato de $1.600 millones para elaborar los documentos.

Luego de que en el congresista Orlando Castañeda (Centro Democrático) denunciara en la plenaria del Senado que el Ministerio de Educación firmó un contrato con Colombia Diversa por casi $1.600 millones para la elaboración de unas supuestas cartillas sobre educación sexual, este miércoles ambos organismos desmintieron los señalamientos. (Lea: Denuncian en Senado que Mineducación pagó a Colombia Diversa por elaborar cartillas)

Según la denuncia del senador, la organización activista defensora de los derechos de la población LGBTI recibió pagos por asesorar la elaboración de los cuadernillos, los cuales fueron falsamente atribuidos al Ministerio y que estaban cargados con alto contenido sexual. (Lea: Sí existe una guía de educación sexual, está terminada pero no aprobada: representante de ONU)

“El Ministerio de Educación, a través de la subdirección de Contratos, suscribió un contrato directo: el 753 de marzo de 2016 con cuatro entidades, entre ellas, Colombia Diversa, por un valor de casi $1.600 millones para desarrollar el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos en la convivencia escolar (…) ¿Cuál era el objetivo de una inversión de ese nivel? ¿Solo asesoría?” sostuvo el congresista.

Ante las acusaciones Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, explicó que el documento suscrito con el Ministerio es un convenio por el que la organización no recibió plata y por el contrario, aportó $50 millones en especie.

“Como debe saber el senador del Centro Democrático, un convenio se refiere a un modo de contratación donde todos los asociados ponen, en especie o dinero. Lo que puso Colombia Diversa es en especie, representado en ceder unos derechos de reproducción de un video de nuestra autoría”, aseguró Sánchez en diálogo con Noticias Caracol.

Al respecto, también se pronunció la ministra Gina Parody, quien a través de su cuenta en Twitter manifestó: “Otra mentira de la campaña de manipulación masiva con fines políticos. Ni un peso del Ministerio de Educación se ha girado a Colombia Diversa”. (Lea: ¿Qué hay detrás de falsas cartillas sobre educación sexual que achacan al Mineducación?) 

En su intervención ante el Congreso, el senador Castañeda cuestionó además que solo participara una ONG en el convenio: “¿Por qué no se le dio participación dentro del contrato a representantes y demás actores de la comunidad educativa elegidos democráticamente?”, dijo, ante lo que la directora de Colombia Diversa respondió: “Suponemos que si el tema de los ajustes de manuales fuera discriminación racial habrían contratado una organización experta en temas raciales, pero este tema es de diversidad sexual, pues Colombia Diversa es idónea”.

La controversia por las falsas cartillas empezó el pasado fin de semana, cuando circuló en redes sociales un controvertido documento con contenido sexual que, supuestamente, había repartido el Ministerio de Educación en algunos colegios del Caribe. Su contenido se volvió viral y llevó a que padres de familia y directivos de ciertos colegios del país convocaran a un plantón este miércoles 10 de agosto, en “defensa de los valores y principios de las familias”. ¿La razón? Una de las ilustraciones mostraba a una pareja del mismo sexo.

Debido a la polémica desatada, la ministra Gina Parody, desmintió que las cartillas fueran de la cartera. “Tomaron pornografía para adultos de Bélgica y cartillas de Chile y Argentina para engañar a los padres. Desde que yo he estado a cargo del Ministerio no se ha repartido ninguna cartilla de orientación sexual en los colegios”, afirmó.

Un engañó que, según explicó, “hace parte de una maquinaria política que quiere una Colombia dividida, pues incluso funcionarios de la Procuraduría se encargaron de difundir la imagen en redes”.

Además de las falsas imágenes, el debate se ha centrado en el proceso de revisión de manuales de convivencia de colegios que adelanta el Ministerio y que algunas personas, como el procurador Alejandro Ordóñez y la diputada de Santander Ángela Hernández, han interpretado como una “colonización homosexual” para beneficiar a la comunidad LGBTI.

Ante esto, Parody señaló que el proceso de revisión de los manuales de convivencia obedece a la orden que emitió la Corte Constitucional en septiembre del año pasado, al fallar la tutela interpuesta por Alba Reyes, madre de Sergio Urrego, después de que su hijo se quitara la vida por ser víctima de discriminación sexual en el colegio Castillo Campestre. “La Corte nos indicó hacer una revisión extensiva e integral de todos los manuales para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género”. (Lea: A dos años de la muerte de Sergio Urrego)