Contraloría halló irregularidades en programa de alimentación escolar de Arauca por $6.251 millones

Desde raciones que no se entregan, porciones menores a las contratadas, hasta entrega de alimentación escolar a personas que no están cubiertas por el PAE, encontró el ente de control.

Archivo / Defensoría del Pueblo

La Contraloría General de la República detectó irregularidades en el manejo de $6.251 millones de pesos en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en el departamento de Arauca.

Pago de raciones alimenticias no entregadas, pago de complementos alimentarios que no cumplían las condiciones de cantidad y aportes de nutrientes requeridos, entrega de alimentación escolar a personas que no deben ser cubiertas con el programa, certificación de complementos no entregados y duplicidad en el pago de los mismos, fueron algunas de las irregularidades que encontró el ente de control.

La Gerencia Departamental de la CGR en Arauca encontró sobrecostos en los valores utilizados por ración en los contratos No. 573 de 2014 y 399 de 2015, celebrados con la firma Ferry Services Ltda, los cuales pretendían garantizar la prestación de calidad de los servicios de complemento alimenticio y almuerzo.

“Se determinó un hallazgo fiscal por cuantía de $4.882 millones en el contrato 573 de 2014, relacionado con el complemento alimentario jornada mañana (CAJM) y almuerzo de lunes a viernes. Otro hallazgo con presunta incidencia fiscal, por $181 millones, está vez relacionado con el Complemento Alimentario Jornada Mañana (CAJM), almuerzo y Complemento Alimentario Jornada Tarde (CAJT) para fines de semana”, manifestó la Contraloría.

En el caso del contrato 399 de 2015, las cosas no cambian. Se detectaron irregularidades en el servicio prestado los días sábados, domingos y festivos para el CAJM, almuerzo y CAJT, con hallazgo de cuantía de $43 millones; y para el el CAJM y almuerzo lunes a viernes por valor de $1.143 millones (y presunta incidencia disciplinaria).

El ente de control cuestiona además el resultado de la interventoría contratada para la ejecución del PAE, con la empresa CML Ingeniería y Consultorías S.A.S. Las deficiencias en el seguimiento técnico, administrativo y financiero al suministro de alimentación escolar por parte de la interventoría y la supervisión de la Secretaria de Educación Departamental, permitió el pago de complementos alimentarios que no cumplen con las condiciones de cantidad mínimas requeridas para los menores, con una incorrecta aplicación de descuentos, que generó un detrimento por valor de $27 millones.

Preocupa aún más, la certificación y pago de complementos alimentarios en días de permisos sindicales, o sin la existencia de jornada escolar ni justificación de este hecho. La Contraloría encontró certificaciones de rectores que garantizan fue entregado el desayuno, almuerzo y cena al 100% de la población beneficiaria, cuando hubo raciones que no se entregaron o no fueron consumidas por los estudiantes.

Finalmente, advirtió que se pudo constatar que en el departamento se entregaron raciones de comida a personas que no son beneficiarias del PAE, mayores de 18 años y que pertenecen a los estratos 4, 5 y 6.

Temas relacionados