Distrito retoma tres colegios por concesión

En Bogotá quedan 22 instituciones educativas que aún son administradas por privados.

Óscar Sánchez, secretario de Educación, dio a conocer que el Distrito volvió a asumir la administración de los colegios San Cayetano (Usme), Don Bosco I La Joya (Ciudad Bolívar) y Hernando Durán Dussán (Kennedy), instituciones que desde ya harán parte de la red de colegios del sistema educativo oficial de Bogotá.

Estas instituciones hacían parte de 25 instituciones educativas que eran administradas por privados, a través de la figura de colegios por concesión. La decisión de retomar el manejo se tomó después de que el año pasado el Concejo de Bogotá hundió el proyecto en el que el Distrito pedía vigencias futuras por $170.000 millones para mantener el contrato a 17 de estos colegios. Sin embargo, los cabildantes lo archivaron por tener dudas frente al tema de las vigencias. Como se negó esta iniciativa que cobijaba, la Secretaría de Educación le prorrogó un año el contrato a 22 de estas instituciones y retomaron el manejo de los tres restantes.

Antes de asumir de nuevo el control, dijo Sánchez, estos colegios fueron evaluados por un equipo interdisciplinario de la Secretaría de Educación, compuesto por 35 funcionarios, quienes conocieron y verificaron el estado real, tanto académico como físico, de estos planteles. Esa evaluación también le permitió a la Secretaría determinar los aspectos que se mantendrán y los otros que se van a mejorar, como la implementación del programa 40x40, política bandera de la Administración Petro.

“Nos interesa fortalecer la educación pública. Creemos que la gente debe tener confianza en la opción de tener colegios con niveles de excelencia. Por eso, una de las cosas que les ofrecemos es que la jornada única se vea fortalecida. Por ejemplo, tenemos un programa que ofrecerles de bilingüismo, que se lama aulas de inmersión, que tiene profesores nativos”, afirmó el secretario.
Según Sánchez, este paso no afecta en nada al proceso de los alumnos y de los profesores. Los niños que estudian allí permanecerán y continuarán su ciclo escolar con total normalidad. Solo habrá un aumento leve en la población estudiantil, pues se implementarán los grados de pre jardín y jardín.

En el caso de los profesores, la situación varía un poco pues no todos harán parte de esta nueva etapa, ya que el Distrito llevó un grupo de sus maestros. Aunque desde diciembre se están adelantando los procesos administrativos para que los profesores y el personal administrativo que venía laborando en la modalidad de los concesionarios, se vinculen a la nómina del Distrito.

Actualmente, estas instituciones educativas cuentan con con jornada única y una matrícula aproximada de 5.800 estudiantes, 181 maestros y directivos docentes, funcionarios administrativos, así como personal de aseo y de vigilancia.
 

Temas relacionados
últimas noticias