El plan para mejorar los colegios de Colombia e implementar la jornada única

El Ministerio de Educación y los alcaldes de las principales ciudades deberán darle prioridad al cumplimiento de las obras de adecuación y ampliación de los espacios educativos. De las 184 obras, 112 presentan un atraso en su ejecución mayor al 20%.

En total 132 proyectos, es decir el 72%, están en situación de riesgo medio o alto en su ejecución. Andrés Torres - El Espectador

Uno de los principales objetivos del actual gobierno es la implementación de la jornada única en todas las instituciones educativas del país. Para cumplirlo es necesario culminar las obras de infraestructura. Por tal razón, este martes se reunieron la ministra de educación, María Victoria Ángulo, el gerente del Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa (FFIE), Juan Carlos Franco, los alcaldes de las principales ciudades y la Directora Ejecutiva de Asocapitales, Luz María Zapata. (Lea: "Mi matrícula mi derecho", la nueva campaña de Mineducación contra la deserción escolar)

En la reunión se reafirmó la necesidad de realizar un trabajo conjunto con el Gobierno, para poder avanzar con las obras de adecuación y ampliación de las instituciones educativas. La ministra señaló que “una de las metas es brindar más y mejores ambientes de aprendizaje para los estudiantes del sector oficial. Estamos convencidos de que tendrá un impacto positivo en aspectos como la calidad educativa, permanencia, bienestar e implementación de las obras de infraestructura educativa que garanticen entornos de calidad”.

Según la ministra de educación, durante este Gobierno se han aprobado 25 cesiones de obra y se estudian 46 adicionales.

Actualmente, en el país se adelantan proyectos de infraestructura en 22 ciudades capitales. Sin embargo, el reporte reveló cifras poco alentadoras. De las 184 obras vigentes, 112 (el 61%) presentan un atraso en su ejecución mayor al 20% de lo programado o con problemas de ejecución críticos. Otras 20 obras, es decir el 11%, tienen un atraso de ejecución entre el 11% y 20%; y 52, es decir el 28%, presentan un atraso menor al 10%.

Estas cifras señalan que en total 132 proyectos, es decir el 72%, están en situación de riesgo medio o alto en su ejecución. Dichas obras equivalen a 4.770 aulas nuevas y mejoradas, por eso, el ministerio estableció un plan conjunto de trabajo para mitigar los riesgos y avanzar en el cumplimiento del proyecto. (Puede leer: Cosmovisión indígena no aparece en textos educativos del Guaviare)

Para hacerle un seguimiento a los avances, la ministra María Victoria Ángulo propuso la creación de un observatorio de cumplimiento, en el que se presenten informes mensuales con los detalles de los avances de cada una de las obras. Según la funcionaria, este mecanismo ayudará a identificar y solucionar, por medio de alertas tempranas, las situaciones que afectan el correcto desarrollo de los proyectos. Para esto, se trabaja en consolidar el Sistema de información de seguimiento, alerta y control interno del FFIE.

La ministra de educación, María Victoria Ángulo, el gerente del Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa, Juan Carlos Franco, la Directora Ejecutiva de Asocapitales, Luz María Zapata y los alcaldes de las principales ciudades. / Cortesía

Por último, la ministra anunció que se hará una reestructuración en el funcionamiento del FFIE, sus pliegos y la forma de contratación. “Trabajamos para tener un Fondo fortalecido que permita responder con las obras de infraestructura educativa que requiere el país”, concluyó. (Le puede interesar:  Actas de grado y diplomas de la Universidad de Antioquia serán digitales y gratuitos)