En la actualidad, 400 colegios de 29 países están dentro de este programa

El Colegio Rochester se prepara para recibir distinción de Apple

La distinción hace parte del programa "Apple Distinguished School" que ya cuenta con otras nueve instituciones en Sudamérica. Ahora el colegio entra un proceso de preparación de más de un año para obtener la distinción.

Actualmente el colegio cuenta con 1020 estudiantes y está graduando al año un promedio de 70Cortesía Colegio Rochester

Desde hace dos décadas el Colegio Rochester se planteó la idea de poner la tecnología como una herramienta que ayudara a evolucionar en la pedagogía y así lograr que los niños desarrollaran otros niveles de pensamiento. Hoy el Rochester recibe los frutos de ese esfuerzo: fue seleccionado para poder aplicar a la distinción y así convertirse en un “Colegio Distinguido Apple”.

La certificación se entrega a través del programa “­Apple Distinguished School”  a colegios que destacan en el mundo por su innovación, liderazgo y el uso de plataformas que ayudan a fomentar la colaboración y el pensamiento crítico de los estudiantes. En la actualidad, 400 colegios de 29 países están dentro de este programa. Desde hace dos años el Colegio Rochester buscaba conseguir la distinción.

Para el presidente de la Fundación Educativa Rochester, Juan Pablo Aljure, “hay una enorme diferencia entre tener tecnología y facilitar el aprendizaje con ella”, por lo que ,asegura, "se necesita mucha capacitación del profesorado en cómo se usa la tecnología para que puedan enseñarles a sus estudiantes a aprender y producir con ella".

De acuerdo con Aljure, quien ha estado detrás de todo el proyecto tecnológico del colegio, el certificado es consecuencia de un trabajo que viene de años atrás. En 1995 fueron pioneros en la creación de un aula para la lectura y las matemáticas en inglés. Las clases se hacían dos veces por semana en dicha sala cuya construcción tuvo  -en ese entonces- un costo de 200 mil dólares.

La innovación no paró ahí. Luego de nueve años de planificación, en 2012, estrenaron una nueva sede en la que cada aula contaba con tecnología de Apple y en la que se invirtieron cerca de 4 mil millones de pesos. En capacitación de profesores y en tecnología la inversión ronda los 150 millones anuales en los últimos 10 años.

Todo este dinero ha ido encaminado a que la tecnología sea compatible con los estudiantes y así facilite la incorporación de herramientas digitales en la enseñanza y el aprendizaje. Para Aljure “el objetivo fundamental es que se pueda producir en clase mucho más allá de lo que se podría producir con papel y lápiz y de manera colaborativa”, lo anterior justifica que hoy en día los alumnos produzcan libros animados,  que aprendan en línea y lleguen mejor preparados a clases, o que cada estudiante desarrolle un proceso autónomo y logré hacer que los grados no duren todo un año.

Actualmente el colegio cuenta con 1020 estudiantes y está graduando al año un promedio de 70 estudiantes. Se espera que de aquí a ocho años aumente a 96 el número de personas graduadas por año.

El Apple Distinguished School actualmente lo tienen diez colegios de Brasil. México también cuenta con doce instituciones registradas en la página oficial de la compañía. 

Con esta certificación el Colegio Rochester tendrá acceso a la red colaborativa de Apple en la que podrá compartir y conocer experiencias en el uso de plataformas, acceder a eventos exclusivos y dialogar con expertos en el uso pedagógico de la tecnología.

Después de recibir la noticia por parte de Apple, Aljure invita a las demás instituciones del país a que cambien la manera en que se utilizan los dispositivos, sostiene que “realmente lo que requiere hoy en día el mundo son una serie de habilidades, desempeños y tareas que muchos colegios tradicionales no están enseñando, por ejemplo, les preocupa mucho a los colegios que no usen los dispositivos y que pongan cuidado a las indicaciones del profe y que no interrumpan” lo cual es un error porque en los colegios “estamos formando estudiantes para el Siglo XXI”.