En Nigeria los niños estudian con tabletas de madera en lugar de digitales

"Esta es una tradición de nuestros abuelos. Los tiempos pueden haber cambiado, pero nuestro tiempo aún no ha cambiado", aseguró a la Agencia Anadolu un profesor de Corán de una escuela primaria nigeriana.

Los estudiantes de escuelas musulmanas en Nigeria, en lugar de usar cuadernos o tabletas digitales, usan las llamadas "icen aduwa" que son tablillas hechas con madera. Agencia Anadolu

Los estudiantes de escuelas musulmanas en Nigeria, en lugar de usar cuadernos o tabletas digitales, usan las llamadas "icen aduwa", que son tablillas hechas en madera.

Con la tradición de preservar los recursos, hasta el día de hoy utilizan madera tallada en lugar de cuadernos. Para escribir sobre las tablillas, la tinta se obtiene hirviendo azúcares y agua durante un tiempo prolongado hasta que adquiere un color negro.

Adamu Hamza, de la escuela islámica o madrasa Sheikh Hamza Dan Giraw, ha dictado clases durante casi 20 años con tablillas de madera.

Hamza le explicó a la Agencia Anadolu que esta tradición ha logrado que la educación continúe por muchos siglos. "Esto ha graduado a cientos de estudiantes de las madrasas. Actualmente tenemos más de 200 estudiantes".

Hamza, quien es profesor del Corán, escribió los primeros cinco juz (un juz es una partición y puede contener varios capítulos) del Corán en las tablillas de madera. "Los estudiantes que memorizan los cinco juz tienen permiso del maestro para escribir en las tablillas de madera los otros juz".

El profesor habló sobre los estudiantes que realizan viajes de largas distancias para llegar a la escuela: "todos los estudiantes que vienen aquí deben tener permiso del padre o de la madre. Antes de regresar a sus hogares, los estudiantes que finalizan exitosamente la memorización, se quedan aquí un año dando clases y ayudando a los nuevos estudiantes”.

Hamza subrayó que esta "es una tradición de nuestros abuelos. Los tiempos pueden haber cambiado, pero nuestro tiempo aún no ha cambiado. En muchos lugares de Nigeria la gente se acostumbró a usar este sistema de enseñanza”.

El docente cree que sus estudiantes pueden aprender más rápido con tablillas de madera, diciendo que los niños pequeños pueden romper el papel rápidamente, lo que hace que las tablillas de madera sean más útiles.

Isah Tanimu, de 27 años de edad, es el primer estudiante de la madrasa. "En realidad no es difícil escribir algo en la tablilla. Usamos lo que llamamos “tawada”, en la lengua hausa, que es la tinta para escribir y se hace de una preparación de agua con azúcar”.

La tinta con la que se escribe en las tablillas se prepara de manera natural y puede borrase de forma natural con tierra.

Los estudiantes de la madrasa empiezan con el alfabeto en hausa o “Baki”. Los estudiantes que aprenden el alfabeto Baki luego empiezan a leer de manera activa y memorizan los versos del Corán.

Taminu expresó que “un estudiante aprende un verso en un día y una vez lo memoriza, pasa a otro verso”.

También comentó que es más beneficioso estudiar sobre las tablillas de madera. “Nosotros preferimos estudiar el Corán sobre las tablillas de madera porque para nosotros aprender sobre la madera es un método mejor”.