“Las escuelas exitosas utilizan la tecnología para humanizar el aprendizaje”: Alfredo Hernando Calvo

El psicólogo español viajó por 15 países para conocer experiencias educativas exitosas. A partir de su travesía escribió “Viaje a la escuela del siglo XXI”, una guía para que los profesores del mundo logren conectar los currículos con las realidades.

Alfredo Hernando Calvo es psicólogo de la Universidad de Salamanca, en España.  / Fotos: Cortesía
Alfredo Hernando Calvo es psicólogo de la Universidad de Salamanca, en España. / Fotos: Cortesía

Ayer comenzó la Cumbre de Líderes por la Educación, que busca hacer un diagnóstico sobre cómo está y para dónde va la educación en el país. Al evento asistirán 46 conferencistas, 11 de ellos internacionales, que abrirán el diálogo en torno a los principales desafíos que le esperan a la educación global.

El Espectador conversó con el español Alfredo Hernando Calvo, autor del proyecto Escuela 21. Calvo es psicólogo de la Universidad de Salamanca y ha viajado alrededor del mundo conociendo experiencias innovadoras. Su intención es publicar una guía para transformar los centros educativos en escuelas para el siglo XXI.

¿Por qué decidió hacer el libro “Viaje a la escuela del siglo XXI”?

El libro nace para recoger las experiencias de éxito de distintas escuelas del mundo que, aunque están en distintos lugares, marcan una líneas que ayudan a mejorar la educación que es exitosa. Mi interés es mostrar estas buenas prácticas en positivo, es decir, las instituciones educativas que lo están haciendo bien. De esa manera lo documentamos, y los docentes y familias que quieran podrán hacer lo mismo con sus estudiantes.

Usted habla de las escuelas más innovadoras del mundo. ¿Cuáles son?

Hago una selección de 50 experiencias. Pero la idea no es verlas por separado, sino entender lo que tienen en común. Aunque son escuelas distintas, pueden tratar de replicar elementos de éxito.

¿Cómo entiende la innovación?

Una escuela es innovadora cuando todos sus alumnos tienen éxito y llegan a ser quienes quieren ser.

¿Y mediante qué estrategias en las aulas se logra ese objetivo?

Con educación mas personalizada para cada alumno. Hemos pasado de un momento en que construimos una escolarización universal, de todos los alumnos y de un país, pero ahora el reto no es escolarizarlos, sino que no abandonen sus clases y consigan lo mejor posible de cada una.

¿Qué conecta todas las experiencias que vio por el mundo si son contextos tan disímiles?

La personalización del aprendizaje, que los profesores utilizan herramientas variadas para superar las cátedras magistrales, el empleo de videos y actividades para aprender el contenido de distintas maneras, trabajar cooperativamente, la evaluación no a través de pruebas escritas, sino de creación de productos o de procesos que involucren a las comunidades, mezclar asignaturas. Se trata de conectar el currículo con la realidad.

¿Recuerda algún ejemplo de colegios en diferentes contextos que se unan en sus principios?

Es interesante que un colegio en Uruguay, Chile y Colombia tenga prácticas similares en contextos difíciles. Usan la misma metodología para avanzar.

¿Cómo utilizar la tecnología a favor de la educación?

Lo que hacen mejor las escuelas es que usan la tecnología para humanizar el aprendizaje. La tecnología suplió las tareas que antes hacía el profesor, entonces el profesor se libera de este trabajo y se enfoca más en el aprendizaje desde la relación. La tecnología es un aliado cuando les quitamos el peso a las tareas y a la carga.

Muchas veces relacionamos la innovación con la sofisticación o el dinero.

Todas las escuelas estudiadas son públicas. Su éxito no está en tener recursos, sino en que hacen cambios cualitativos en la forma de trabajar con sus estudiantes. Pensamos que los recursos son un problema siempre, que nunca hay presupuesto. Lo que ocurre es que la innovación surge donde hay una necesidad y la necesidad se entiende como desafío.

Temas relacionados